Actualizando que es gerundio [2]

1.-Estoy cansada. Eso es lo primero que quiero comentar. Y no es un cansancio físico, sino agotamiento mental. Estoy harta de tratar con gente subnormal e infradotada. Como la "minusválida mental" de secretaria que tenemos en la oficina.
Ayer le encargué que le sacara unas firmas a nuestra jefa para unos documentos que me pedía un abogado de Santiago, todo ésto debía ser rápido porque el tipo está tratando de sacarse encima un embargo judicial. Le entregué la carpeta, le expliqué paso por paso en qué consistían e hice hincapié en recordarle que de toda la carpeta, sólo debía pedir firmas para tres copias, que el resto eran documentos borradores que estaba preparando mi otro jefe para este mismo caso.
Por la tarde, me enteré que mi jefa se había ido sin firmar los dichosos documentos. Así que pensando rápidamente decidí hablar yo con ella ésta mañana, explicarle todo, llamar al servicio de correo privado con el que trabajamos y despachar con urgencia los papeles para no perder más tiempo.
Fuí hasta su oficina a explicarle todo ésto... Cuando terminé de relatarle toooooda la maldita historia (que para ustedes trato de hacer cortita para que no se me aburran) ella me pregunta: "Ud. le dijo ésto a P... " (la secre) a lo que respondí: "Por supuesto, fue lo primero que hice, encargarle a ella que le pidiera la firma, porque yo estaba atendiendo otros asuntos, le dije que eran tres copias y el resto eran borradores de don R (mi otro jefe) y que tenían que serme devueltos para archivar..."

Entonces mi jefa llamó a la secretaria a la oficina, y le dijo: "P... si usted sabía que había que enviar éstos papeles con urgencia, y que los borradores no se iban, por qué no me explicó de que se trataba antes de que yo los firmara, soy yo su secretaria acaso?..."

Y la estúpida, muy suelta de cuerpo dijo "...Yo no sabía nada..."

Mi jefa puso ojos de vaca loca, me miró y luego le espetó: "A ver P..., yo no firmé nada porque dentro de esa carpeta iban borradores que no pueden salir de éste edificio...Natalia le dijo que éstos documentos eran requeridos con urgencia, ¿le explicó de qué iba todo éste asunto con la gente de Santiago...?"

Y la descarada, hija de la gran... respondió: "No, a mi no me dijo nada, sólo me pidieron que le avisara a Ud. que debía firmarlos y entregárselos..."

Yo no cabía en mi asombro, pero como últimamente mi poder de autocontrol está mejor que nunca, la miré, y tranquilita le recordé la charla del día anterior, la tarada puso cara de cordero degollado, y dijo que ella no lo había entendido...
Luego miré a mi jefa y le dije que de ahora en adelante, iba a venir derechamente a hablar con ella porque con intermediarias como su secretaria no se podía trabajar en serio. Me llevé los papeles y los envíe por mi cuenta.

Y luego me fui donde mi otro jefecito (ese que me da permiso para irme temprano al concierto de Depeche Mode*), relaté otra vez la situación, y le pregunté, cara dura: "¿Ud. encuentra justo que yo, que no tengo ni la mitad de años que ella en ésta empresa, que no tengo ni la mitad de experiencia que ella "supuestamente" debiera tener, que no soy la secretaria de ustedes y que con suerte gano la mitad del sueldo de ella, tenga que pasar por éstas molestias... Yo hago bien mi trabajo y ustedes lo saben, pero siempre me encuentro con piedras en el camino... No se si ella efectivamente tiene un problema de déficit atencional o es que es tonta a secas... Y tendrá que saber disculparme pero se lo tenía que decir"

Mi jefe me miró, se quitó sus gafas y me dijo "Te encuentro razón, no es justo"...
Yo sólo asentí con la cabeza, pedí permiso y me retiré de su oficina. No creo que ésto tenga mayores repercusiones. 
Curiosamente, la secretaria se manda cagada tras cagada pero lleva mucho tiempo ahí y no la despiden. Yo al menos me quité una carga de encima. Antes me quedaba callada y me comía la rabia sola. Me estresaba y desestresaba por mi cuenta. Ya no lo hago más porque ese trabajo no vale mi salud. Desde que regresé de mi licencia médica por las jaquecas, sólo me dedico a hacer mi trabajo, no pesco a nadie a excepción de las únicas dos amigas que ahí tengo y me va excelente.


2.-Y por otro lado, AGC reapareció luego de días sin dar luces. Andaba bien simpático porque volvió a llamarme "Madame" y lo mismo de siempre, antes de irse, me habla por la espalda  mientras me toma del brazo para despedirse y me deja helada... Ains.... 

3.- Estoy recopilando material exclusivo para los "Chats de Antología" y, así como voy, de aquí a diciembre termino escribiendo un libro acerca de la "fauna masculina" que pulula las páginas para hacer amigos....

4.- Mr. Bip me ha dicho que  me adora y que no quiere que yo desaparezca de su vida, que quiere mantenerme en ella (todo ésto a raíz de que desde hace varias semanas que no le hablaba y anda paranoico, yo me aprovecho del pánico y lo amenazo con: "te dejas de joderme o no te hablo nunca más") Como siempre, la promesa de portarse bien le duró una semana. Y yo lo quiero matar. Pero así nos llevamos desde hace cinco años... aunque ahora, felizmente, si puedo decir pasado pisado... ¡qué buena sensación da eso!

5.- Tengo nuevos descubrimientos musicales que ya publicaré, y un visionado de cine francés super bueno... 

6.- Y por último, pero no menos importante, un besito para mi lector anónimo que anda malito de la panza... ¿Y así quería comerse el trencito?...


Bonne-nuit et gros bisous à tous..

5 Oh la lás por aquí:

Miriam dijo...

Me ha encantado lo de la secretaria. Yo me la imaginaba con sus zapatillas de estar en casa y su bata... jajajaja-

Un abrazo NAt, sigue bien!

Idoia dijo...

Jolin nena, se te ha juntado eh? Bueno, tu con calma y poco a poco, a mi, cuando estoy así, me gusta pensar que llegará la época en que sea del reves y me vaya todo genial.
Asi que armate de fuerzas (yo desde aquí te mando un abrazo lleno de ellas) y a por ellos!

Nat dijo...

Ay Miri,qué manera de reírnos de ella no? Qué mujer por dior, si le faltan solamente el delantal y el plumero para parecer la empleada y no la secretaria... En fin, que tu ya sabes que con gente así no se puede...

Idoia, gracias por tu abrazo y fuerza para ti tb... mucha suerte en el doc...

Besitos niñas

LA MARU dijo...

Hay veces que hay que saber callarse las cosas, pero qué coño, hay otra veces que es mejor no guardárselas. Se valoran las consecuencias, y si no son graves...¡to pa fuera!¡di que sí! :)

Nat dijo...

Maru, tu ya sabes que yo hablo, y cuando hablo suelo dejar el medio despelote... ahora tb hablé pero midiéndome un poquito, que no estoy pa autoregalarme jaquecas, no va por ahí la mejoría, verdad?