¿Brindemos?

Con champagne, sidra, vino, o tequila, como me gusta a mi.

Brindo por mi familia, pequeña pero líndísima. Unida. Fuerte.
Brindo por mis amigos. Divertidos, honestos, fieles.
Brindo por Samuel y Nina, las mascotas más simpáticas que puedan imaginar.
Brindo por la salud, por la estabilidad y la fortaleza del alma.
Brindo optimista por el futuro, porque estoy segura de que todo será mucho mejor.

Brindo porque no tengo un princípe azul a mi lado.
Brindo porque no tengo un trabajo de ensueño.
Brindo porque no tengo dinero para derrochar, pero igualmente...
Brindo porque estoy viva. Porque al menos una vez al día, sonrío.
Brindo porque me siento querida, y yo también quiero.

Brindo por ustedes, los que me leen y visitan, los que se dejan ver tras un comentario y los que no. Los que me siguen hace años y los que me han descubierto sólo hace días. 

Brindo,
por y para que todos los días venideros sean un desafío interesante,
por y para que el futuro lo construyamos con alegría,
por y para que la vida sea buena con ustedes, y ustedes con ella.
...BRINDO PORQUE ME OLVIDO LOS MOTIVOS POR QUE BRINDO....SAAAALUUUD



Salud, Dinero y Amor - Los Rodríguez

Luz, cámara... Navidad




Espero que todos hayan tenido una linda e iluminada Navidad

Resumiendo

...Mientras tu me lees...

Yo laburo, río, converso, salgo, vuelvo. Subo por el ascensor, bajo por las escaleras. Voy al baño, me cojo el pelo. Salgo. Atiendo el teléfono, sonrío... termino riendo a carcajadas... Leo, miro, vuelvo a leer. Hablo. Me contestan. Respondo. Agradezco. Sonrío. Pregunto.  Salgo. Subo. Bajo. Entro. Hablo. Salgo. Corro. Reviso mi correo, respondo un e-mail. Atiendo el teléfono otra vez.  Subo, vuelvo a bajar. Me hablan, escucho. Me molesto, tomo el ascensor. Bajo, me devuelvo, uso  las escaleras. Hablo. Alto. Más alto. Ironizo. Enrojezco. Escucho. Hablo otra vez. Me molesto. Alzo la voz.  Respondo. Escucho. Salgo. Tomo el ascensor.  Salgo. entro, hablo, tiemblo, lloro. Amiga escucha, me acaricia el pelo. Respiro. Dejo de llorar. Me miro en el espejo. Me seco las lágrimas. Sonrío. Subo. Vuelvo a hablar. Cortante. Seca. Escucho. Me voy. Ordeno. Archivo. Me hablan. Miro, escucho, no respondo. Me vuelven a hablar. Silencio. Tomo mi bolso. Salgo. Me siento. Enciendo un cigarro. Amiga me habla. Charlamos. Reímos. Ya estoy bien. 
Un día de mierda lo tiene cualquiera, ¿no?




Aprendizaje - Sui Generis

Bronca

A veces siento que nací en la década equivocada. Pero ...¿qué se le va a hacer?
Seguro que de haber crecido entre los 60´s y 70´s, me las habría ingeniado para escaparme de casa y acudir a las protestas, esas protestas "con los dos dedos en V", me habría armado un grupito de subversión anti burocracia, y anti políticos facheros/poseros/faranduleros... Y lo más probable es que mi padre hubiera tenido que sacarme de la cárcel al menos una vez por semana...

Pensándolo bien, tristemente caigo en la cuenta de que no necesito retroceder dos o tres décadas para alzar mi voz. Hoy siguen sucediendo las mismas cosas, se cometen las mismas injusticias, atrocidades y  los mismos atropellos contra quienes no pueden ni tienen cómo defenderse...

Escuché a un político recién electo en las votaciones del 13 de diciembre, haciendo alarde de su popularidad entre la gente "pobre" de mi ciudad... Y como no pude meterme en la charla, ni mucho menos golpearle la cara de cínico como habría querido, pasé por su lado, cantando el estribillo de ésto:



Bronca cuando ríen satisfechos
al haber comprado sus derechos,
Bronca cuando se hacen moralistas
y entran a correr a los artistas,
Bronca cuando a plena luz del día
sacan a pasear su hipocresía,
Bronca de la brava, de la mía,
bronca que se puede recitar,
Para los que toman lo que es nuestro
con el guante de disimular,
Para el que maneja los piolines
de la marioneta general.
Para el que ha marcado las barajas
y recibe siempre la mejor.
Con el as de espadas nos domina
y con el de bastos entra a dar y dar y dar.
¡Marcha! Un, dos...
No puedo ver
tanta mentira organizada
sin responder con voz ronca
mi bronca,
mi bronca.

Bronca porque matan con descaro,
pero nunca nada queda claro.
Bronca porque roba el asaltante,
pero también roba el comerciante.
Bronca porque está prohibido todo,
hasta lo que haré de cualquier modo.
Bronca porque no se paga fianza
si nos encarcelan la esperanza.
Los que mandan tienen este mundo
repodrido y dividido en dos.
Culpa de su afán de conquistarse
por la fuerza o por la explotación.
Bronca, pues entonces, cuando quieren
que me corte el pelo sin razón,
es mejor tener el pelo libre
que la libertad con fijador.
¡Marcha! Un, dos...
No puedo ver
tanta mentira organizada
sin responder con voz ronca
mi bronca,
mi bronca.
Bronca sin fusiles y sin bombas.
Bronca con los dos dedos en Ve.
Bronca que también es esperanza.
Marcha de la bronca y de la fe...



Marcha de la Bronca - Pedro y Pablo
1970

Ya se que no es mucho, pero es lo que tengo. Y seguro es mucho más honesto que todo el dinero y poder que él pueda tener.

¿Cómo no te has enterado?

Que me caes mal.
Que te considero un resentido social.
Un misógino incapaz de reconocer (o al menos aceptar, silenciosamente) que una mujer, más joven, con menos experiencia, pero si muchísima más iniciativa, sea capaz de entender, en una tarde, lo que a ti te ha tomado meses, incluso años.
Que eres tonto.
Aburrido.
Que tus chistes no son graciosos.
Que tus comentarios maliciosos sobre nuestros compañeros no me causan gracia.
Que me das pena.
Porque no eres natural, porque no conoces la palabra espontaneidad y, porque a tu alrededor sólo hay malicia y negativismo, que tu mismo has generado y te has encargado de mantener.
Que tu mitomanía me asquea.
Que no entiendo cómo puedes vivir siendo tan falso e hipócrita.

¿Cómo no te has enterado que hoy estoy (estamos) feliz (felices, toooodos en la oficina) porque te vas con vacaciones?

Porque durante casi un mes no te veré la cara, no escucharé tu voz, porque no respiraré el mismo aire que tu...

Ésta tarde me tomaré un tequila por ti y brindaré a tu salud,

¡Que tengas unas lindas vacaciones, 
y cuidado con el candado que te cierra la boca!





Mala gente decente - A. Calamaro
Inédito - Marzo 2009


"Heaven can wait"

Es el nombre del primer corte del nuevo álbum de Beck, y para ésta ocasión, se hace acompañar nada más ni nada menos que de Charlotte Gainsbourg...
He visto ya éste video tantas veces que creo lo conozco de memoria...
A veces tengo la impresión de estar viendo el trailer de alguna peli de Michel Gondry (Si, no puedo dejar de pensar en "The eternal sunshine of a spotless mind"), Todd Solondz (el director de esa exquisitez llamada "Happiness") e incluso, durante el primer visionado, habría jurado que era obra de Spike Jonze.

Pero no, el director es Keith Schofield y, entre tantos, ha dirigido videos para Death Cabe for Cutie, Supergrass y Lenny Kravitz...

Sigo a Beck desde adolescente, pero es de esos amores intermitentes... Espero que ésta vez nos afiancemos. Yo creo que vamos bien: Me encanta la cinematografía, el color, los ralentis, me fascina la ambigüedad de la mayoría de las escenas, el look decandente, entre ochentero y kitsch...
Me encanta el corte intimista de la canción, me encanta el pelo laaaargo y lacio de Gainsbourg y, el eterno look de "Loser" de Beck...

Así que ahora, tengo nuevo director de videos musicales favoritos.


(7)

Aprende de una vez: Honestidad no es sinónimo de desatino....

Mes petits trésors II


Nina Simona y su cara de súplica... 
Cree que poniéndome esos ojitos de pena la dejaré subirse a mi cama

 
Mi anillo Papillon 
Lo tenía guardado ya que una de las alitas estaba quebrada, 
pero un buen amigo lo soldó y, voilá... 
C'est parfait!
La biografía de Jacques Brel... Toda en francés.
Quizás deba retomar mis clases, tengo mucho material de lectura en ésta lengua

Mis aritos Rococó
Dijo una amiga... "Son grandes, pero imagínalos con tu pelo negro de fondo..."
Y con eso me convenció de comprarlos...
...Una que es tentada...


Hace más de un año hice la primera lista/visual con algunos de mis pequeños tesoros, ahora me parece que es tiempo de retomarla. Es un pasatiempo entretenido, y sin querer, termino haciendo un poco de orden  y catastro de mis escasas pero significativas pertenencias.

It's my party...

and I cry if I want to...
Así es, hoy estoy de cumple, y si quiero, lloro, pataleo o sonrío... Yo elijo, que para eso una ya tiene.... ¡Treinta! 
Ya está, lo dije.... Treinta, y bien llevados, ¿no?...

Por mi cara en la fotografía, verán qué he decidido...  Además, mi nueva actitud sólo me ha traído cosas buenas así que... ¡cómo no voy a sonreír!



Y la canción, me la quedo también, porque me encanta...


Lesley Gore -  It´s my party
1966

Ella

Tiene tanto dinero como puedas imaginar.
Conoce el mundo entero, incluso ha estado en sitios que ni siquiera figuran en los mapas.
Maneja un auto último modelo y, si se harta de conducir, tiene un chofer las 24 horas del día.
Sus vacaciones más aburridas las pasa en el mejor balneario del país y, si le queda tiempo, se va de shopping a Buenos Aires, donde se viste con diseñadores y cuida su pelo rubio con los mejores estilistas.
Tiene carisma, presencia y una elegancia natural, clásica, atemporal.
Un matrimonio aparentemente feliz, dos hijos jóvenes, saludables y profesionales…
La salud a veces le juega malas pasadas, pero tiene a los mejores especialistas y los últimos tratamientos de su lado.
Y poder. Mucho poder.

Y siendo así,  y llevando una vida al más puro estilo de "ricos y famosos" yo no consigo entender, cómo es que pierde su tiempo peleando conmigo. Insegurizándose respecto del tiempo que comparto con su esposo, mi jefe. Insinuando, entre bromas sutiles pero estúpidas al fin de cuentas, que yo estoy demasiadas horas junto a él, que para todo recurro a él, que cualquier consulta  o duda se la manifiesto a él, que…

¡¡¡Ay…!!! ya me tiene harta con sus insinuaciones, ¿qué piensa?, ¿que yo soy el tipo de mujer trepadora que se metería con su jefe sólo para avanzar profesionalmente?
¿No se dará cuenta del ridículo que hace sintiendo celos de la relación que yo tengo con su marido? …Una relación fluida, si, agradable, si, pero profesional. Total y absolutamente profesional, sana y sin segundas, ni terceras, ni cuartas intenciones.

¿No se da cuenta que hasta su esposo se avergüenza de sus comentarios?
¿No se da cuenta lo estúpida que se ve, haciendo escenitas de nena caprichosa cuando ya ha pasado los 60 años?
¿No se da cuenta de lo mal que hace sentir a la gente que está a su alrededor?
¿No se da cuenta de lo mal que me hace sentir a mi?


Un día me alaba y llena de piropos. Al siguiente apenas me saluda. Luego me felicita por alguna gestión realizada y me arregla el sueldo. A la semana, me regaña por causa de su secretaria. Luego me da todo su apoyo cuando le cuento que estoy viendo un siquiatra. Y después es capaz de pedirme que yo acuda en su representación a alguna cena o evento al cual ella no quiere asistir...

Y así nos llevamos, hace dos años y medio...

Pero hoy se pasó.
Se desubicó y mal.
Y menos mal que yo tenía mucho sueño y no estaba completamente espabilada cuando comenzó con su sermón y su escena de celos. Porque de haber estado bien despierta y un poquito cruzada de cables como he andado éstas últimas semanas, le digo literalmente que se meta su trabajo por donde no sale el sol...

A mi su marido ni fu ni fá. Yo lo escucho, porque aprendo.  Porque no soy tonta, porque admiro su inteligencia y su capacidad para resolver los problemas más increíbles. Pero sobre todo, porque soy ambiciosa, porque quiero seguir creciendo, pero quiero conseguir cosas por mis méritos, no por tomar caminos fáciles. Que para  eso una tiene educación, pero sobre todo, ética, valores y las cosas claras, muy claras.

Ella, es mi jefa.

Si fuera una canción...

"...Y no hables más muchacha, corazón de tiza, 
cuando todo duerma, te robaré un color..."

Almendra - "Muchacha ojos de papel"
Álbum Almendra 1 (Spinetta, 1970)
 






Para vos, morocha!

Porque es jueves (¡al fin!), porque ésta semana ha sido muy muy estresante, porque ya pasó la jaqueca y, especialmente, porque quiero. 
Llego a casa, no hay nadie. 
Así que le pido a mi loquito lindo, Andrés,  que me acompañe mientras me preparo un baño calentito y relajante. Sintonizo enseguida con la villera "Tuyo siempre"  y voy bailando por ahí mientras Nina me mira con cara de duda: "Mami, ¿ya te volviste loca completamente?" 
Y canto fuerte eso de  "...y quiero darte cada uno de mis instantes..." mientras me sumerjo bajo el agua. Se que no la canta para mí, pero como soy morocha también, me la creo.


Pentax Auto 110

"Sólo la voy a mirar"... Eso es lo que me digo cuando paso por fuera de alguna tienda de artículos electrónicos y me quedo pegada con los nuevos modelos de cámaras digitales... "Sólo miraré"... me repito. "No pienso preguntar siquiera el precio"... "No voy a comprar nada"... "No puedo comprar nada"... 

Así que, obedeciendo a una gran fuerza de voluntad interior que desconocía hasta hace algún tiempo atrás, decido seguir de largo y abocarme a lo que realmente necesito, que por lo general son... zapatos! Jajaja... mentira... también he ido conteniéndome en la compra impulsiva de zapatos, no se qué me pasa... ¿Será que estoy madurando?

En fin, ahora ha sido diferente. Ésta pequeña maravilla no la vi en la vitrina de ninguna tienda, no la descubrí en amazon.com ni tampoco la encontré cachureando en la feria de las pulgas... Ésta pequeña maravilla, vino a mi, en su caja original, con sus accesorios originales, y lo peor de todo, vino a mi y yo no me moví de mi escritorio.
Así es, porque llegó a mis manos gracias a un compañero de trabajo, quien, conociendo mi pasión por las cámaras fotográficas o mejor dicho, por la fotografía en general, decidió que yo sería la mejor "nueva dueña" para ella... previa transacción monetaria, obviamente...



La pentax auto 110  fue lanzada al mercado a fines de la década del 70 y es a la fecha, la cámara reflex más pequeña que se ha creado. Su venta cesó en 1985 y de ahí en adelante, ha sido considerada un objeto casi de culto para los fotógrafos y aficionados y, si le agregamos la comodidad y practicidad de uso debido a su pequeño tamaño, pues es una joya de cámara, literalmente.





Trae consigo varios lentes; 18 mm f/2,8 lente de gran angular  (ángulo de visión equivalente a un lente de 35 mm en una cámara de formato 135; 24 mm f / 2,8 lente normal (equivalente a 50 mm). Uno de 50 mm f/2,8 teleobjetivo (equivalente a 100 mm)   y un teleobjetivo de 70 mm f/2,8 que equivale a 140 mm.

Además, un dispositivo electrónico de flash (que curiosamente, es más grande que la cámara en si) y un motor de enrolle (o winder) que también sirve para tomarla.


Cumple con los estándares de la Kodak (permite usar correctamente película de 100 y 400 iso) y puede considerarse una verdadera SLR  (single lens reflex o cámara reflex de lente único) porque tiene objetivos intercambiables. La pentax utiliza un único lente para enfocar sobre el plano de la imagen y el visor es de mayor confiabilidad pues lo que veo a través de éste es lo que obtendré  sobre el negativo.



Ays... ya se que parezco una nerd, pero es que... está tan bonita... Ya estoy buscando película para hacer las primeras pruebas... Hace mucho tiempo que no voy a un local de revelado... ¡creo que ésto va a ser muy entretenido!


Las imágenes son de mi nueva pequeña pentax y, las he tomado con la  siempre práctica  Nenepink


Domingo 11 am

They're reminding us there's things to be done.
But you and me all we want to be is lazy
You and me so lazy... 



Image Hosted by ImageShack.us


Experimentando con un trípode, un filtro agfa y la luz de las 11 am. Con Suede de fondo y muchas ideas para postear ésta semana.

 
Lazy - Suede (1997)

Calamaro Carajo!

Así decía un amigo cada vez que escuchábamos alguna canción del transandino... Y yo le decía, "¿sabes cómo te envidio?" y cuando él abría los ojos esperando una respuesta yo  contestaba... "te envidio porque, sin menospreciar a ciertos músicos chilenos, los que ustedes tienen en Argentina es de fábula... Calamaro, Cerati, Fito Páez, Spinetta, Lerner, Aznar y Charly García...sólo por nombrar a los más conocidos pero por dios, de dónde los sacan?"
Y él se reía y me decía "es el mate, ahí está el secreto" 

Y  por más que yo  intenté saborear con gusto aquel brebaje semi amargo, no hubo caso. No serví para músico.

Así que mejor me dedico a mis asuntos y dejo que el resto haga las letras que me gustan, que me tocan.

Así como las que hace Andrés. Al que veré dentro de un mes (como que me anduvo saliendo verso la cosa eh...)






...Tengo abierto el minibar, y cerrado el corazón....
Ahora que lo pienso... Cuántos problemas me trajo esa p*** frase!
Jajajajaja, me la pasé casi una semana pidiendo disculpas, y la letra ni siquiera es mía...
Ay qué idiota que he sido...

Out of time

You don't know what's going on
You've been away for far too long
You can't come back and think you are still mine...
 

Anoche me sorprendió un correo electrónico que recibí. Me sorprendió el remitente y su contenido. Se que nada debería sorprenderme a éstas alturas, pero me fue inevitable. Lo que me tiene contenta es que ahí quedó. Si ese e-mail esperaba una respuesta, pues tendrá que seguir esperándola como le acomode. Me parece injusto que haya gente que piense que, sólo a través de un contacto epistolar, se pueda retomar una "relación" con alguien a quien se dejó a su suerte. 
¿No es más fácil tomar el teléfono y discar un número o es que la espontaneidad no es lo tuyo?


Yo no soy una persona rencorosa, pero tengo muy buena memoria. Así que las cosas, por mínimas que sean, me quedan grabadas. Y ésto es bueno y, otra veces, doloroso. Y como hace tiempo decidí dejar de pasarlo mal, lo mejor es sacarlo fuera. De manera literal o irónica, como yo prefiera, como a mi me siente bien.



A raíz de lo mismo, me quedé pensando en lo fácil que la gente se desentiende de sus asuntos... En lo fácil que es no comprometerse con nada ni con nadie. Esa gente si que me desagrada. Me genera antipatía su indiferencia ante el mundo que le rodea...

¿No viven en el mismo planeta que yo?

No se trata de enloquecerse por algo o alguien y hacer de la lucha y la confrontación la bandera del día a día, sino de tener las cosas claras y por una vez, una única vez, trabajar en pro de los sueños e ideales. Se trata de apoyar a alguien a quien se quiere, de manera incondicional... Al menos yo, no conozco otra forma. 


Estuve mucho tiempo sumergida en mis melodramas, con siquiatra y todo a cuestas, hasta que caí en la cuenta de que era yo misma la que tenía las respuestas. Que mi modorra no sólo me generaba daño a mi, sino a quienes me rodeaban  y querían de verdad, y que si seguía inmersa en ese letargo, lamentándome por las cosas que no conseguí, sería imposible levantarme al día siguiente, por lo tanto entendí que el cambio de actitud no era necesario, sino imprescindible. Nunca evadí mis problemas, nunca desconocí mis ansiedades, nunca me abandoné.



Por ésto mismo es que me sorprende la facilidad de algunas personas para desentenderse de ciertos asuntos, para escapar de los compromisos, para huir de las responsabilidades. Me llama la atención lo fácil que puede ser dejar a otra persona a quien supuestamente se quiso, dejarla sin ponerse un minuto en su lugar, y volver luego como si nada hubiera pasado.



Con el tiempo, la apatía y el desgano por todo lo que me rodeaba comenzó a desaparecer, fui retomando mis actividades gradualmente, fui interesándome por otras cosas y un día, sin darme cuenta, los malos recuerdos quedaron atrás y empecé a sonreír con las mismas ganas de antes.






Por eso me molesta que ahora aparezcas. Por que ahora no te necesito. 


Porque me probé a mi misma cuán fuerte soy, porque tengo los amigos que necesito, y si quiero más, pues me los busco yo sola. Porque no necesito regaños a éstas alturas, porque tengo el carácter suficiente como para decir basta. Y ahora es cuando. 
Porque estás fuera de tiempo, y de lugar.

J'ai les mots qui se bousculent

Sans vraiment trouver la route...

Es verdad. Hablo tan rápido que me atropello. Y si hablo más lento, me pierdo.


Hoy hice el intento de disminuir  la velocidad de mi verborréa porque estaba "charlando" con un señor mayor de edad.
Lo vi ahí, solito, en medio del mar de gente que por esas horas se encontraba en el edificio y, para que no se diga luego que soy mala, me acerqué a preguntarle si podía ayudarle en algo... si necesitaba orientación o venía por algo específico...


Pero la cara que ponía el pobre yo no se si era atribuíble  a que no conseguía seguirme el ritmo porque hablo muy rápido; a que estaba sufriendo por el calor del mediodía o simplemente es la cara que ponen todos cuando me escuchan hablar de reposiciones, ampliaciones de inventario, herencias con cuartas de libre disposición y todos esos términos leguleyos que de repente me encanta usar...



Y mientras ésto sucedía me ocurrió algo que hace tiempo no me pasaba... Comencé a irme de mi misma,  y a observarme desde afuera, como un espectador, como una tercera persona... Y me vi gesticulando mucho, hablando hasta por los codos y comenzando a impacientarme porque el señor parecía no comprender nada de lo que le decía, y aunque entre "frase y frase" le sonreía con amabilidad y empatía... nada, no había caso...



Cuando volví a la "realidad", decidí cambiar de técnica y empecé de vuelta, intentando "adivinar" qué deseaba éste señor,  pero con un lenguaje más acsequible/comprensible para cualquiera que no esté metida con abogados diez horas al día... 

El señor sonreía o asentía con la cabeza, me miraba con ojitos de niño curioso y mascullaba entre dientes algunas frases totalmente incomprensibles para mi.


De pronto, entró un hombre más joven, se acercó al señor, lo tomó del brazo y mirándome dijo: "Señorita, es mi tío, es belga, no habla una gota de español"



Yo solté una carcajada enorme que hizo que  hasta AGC que andaba por ahí volviera la vista hacia mi... El viejito en cuestión también sonrío y me dijo: "Il y a un bain qui me facilite?"



Lo único que el señor deseaba era que yo le prestara el baño. Y como le pego un poquito al francés, al final de casi quince minutos, terminamos entendiéndonos...




...J'ai les mots qui se bousculent
Sans vraiment trouver la route...


(...mis palabras se atropellan
sin encontrar realmente el camino...)


Nicolas Jules – “Papier bleu”- Powête (2008) 

Actualizando que es gerundio [2]

1.-Estoy cansada. Eso es lo primero que quiero comentar. Y no es un cansancio físico, sino agotamiento mental. Estoy harta de tratar con gente subnormal e infradotada. Como la "minusválida mental" de secretaria que tenemos en la oficina.
Ayer le encargué que le sacara unas firmas a nuestra jefa para unos documentos que me pedía un abogado de Santiago, todo ésto debía ser rápido porque el tipo está tratando de sacarse encima un embargo judicial. Le entregué la carpeta, le expliqué paso por paso en qué consistían e hice hincapié en recordarle que de toda la carpeta, sólo debía pedir firmas para tres copias, que el resto eran documentos borradores que estaba preparando mi otro jefe para este mismo caso.
Por la tarde, me enteré que mi jefa se había ido sin firmar los dichosos documentos. Así que pensando rápidamente decidí hablar yo con ella ésta mañana, explicarle todo, llamar al servicio de correo privado con el que trabajamos y despachar con urgencia los papeles para no perder más tiempo.
Fuí hasta su oficina a explicarle todo ésto... Cuando terminé de relatarle toooooda la maldita historia (que para ustedes trato de hacer cortita para que no se me aburran) ella me pregunta: "Ud. le dijo ésto a P... " (la secre) a lo que respondí: "Por supuesto, fue lo primero que hice, encargarle a ella que le pidiera la firma, porque yo estaba atendiendo otros asuntos, le dije que eran tres copias y el resto eran borradores de don R (mi otro jefe) y que tenían que serme devueltos para archivar..."

Entonces mi jefa llamó a la secretaria a la oficina, y le dijo: "P... si usted sabía que había que enviar éstos papeles con urgencia, y que los borradores no se iban, por qué no me explicó de que se trataba antes de que yo los firmara, soy yo su secretaria acaso?..."

Y la estúpida, muy suelta de cuerpo dijo "...Yo no sabía nada..."

Mi jefa puso ojos de vaca loca, me miró y luego le espetó: "A ver P..., yo no firmé nada porque dentro de esa carpeta iban borradores que no pueden salir de éste edificio...Natalia le dijo que éstos documentos eran requeridos con urgencia, ¿le explicó de qué iba todo éste asunto con la gente de Santiago...?"

Y la descarada, hija de la gran... respondió: "No, a mi no me dijo nada, sólo me pidieron que le avisara a Ud. que debía firmarlos y entregárselos..."

Yo no cabía en mi asombro, pero como últimamente mi poder de autocontrol está mejor que nunca, la miré, y tranquilita le recordé la charla del día anterior, la tarada puso cara de cordero degollado, y dijo que ella no lo había entendido...
Luego miré a mi jefa y le dije que de ahora en adelante, iba a venir derechamente a hablar con ella porque con intermediarias como su secretaria no se podía trabajar en serio. Me llevé los papeles y los envíe por mi cuenta.

Y luego me fui donde mi otro jefecito (ese que me da permiso para irme temprano al concierto de Depeche Mode*), relaté otra vez la situación, y le pregunté, cara dura: "¿Ud. encuentra justo que yo, que no tengo ni la mitad de años que ella en ésta empresa, que no tengo ni la mitad de experiencia que ella "supuestamente" debiera tener, que no soy la secretaria de ustedes y que con suerte gano la mitad del sueldo de ella, tenga que pasar por éstas molestias... Yo hago bien mi trabajo y ustedes lo saben, pero siempre me encuentro con piedras en el camino... No se si ella efectivamente tiene un problema de déficit atencional o es que es tonta a secas... Y tendrá que saber disculparme pero se lo tenía que decir"

Mi jefe me miró, se quitó sus gafas y me dijo "Te encuentro razón, no es justo"...
Yo sólo asentí con la cabeza, pedí permiso y me retiré de su oficina. No creo que ésto tenga mayores repercusiones. 
Curiosamente, la secretaria se manda cagada tras cagada pero lleva mucho tiempo ahí y no la despiden. Yo al menos me quité una carga de encima. Antes me quedaba callada y me comía la rabia sola. Me estresaba y desestresaba por mi cuenta. Ya no lo hago más porque ese trabajo no vale mi salud. Desde que regresé de mi licencia médica por las jaquecas, sólo me dedico a hacer mi trabajo, no pesco a nadie a excepción de las únicas dos amigas que ahí tengo y me va excelente.


2.-Y por otro lado, AGC reapareció luego de días sin dar luces. Andaba bien simpático porque volvió a llamarme "Madame" y lo mismo de siempre, antes de irse, me habla por la espalda  mientras me toma del brazo para despedirse y me deja helada... Ains.... 

3.- Estoy recopilando material exclusivo para los "Chats de Antología" y, así como voy, de aquí a diciembre termino escribiendo un libro acerca de la "fauna masculina" que pulula las páginas para hacer amigos....

4.- Mr. Bip me ha dicho que  me adora y que no quiere que yo desaparezca de su vida, que quiere mantenerme en ella (todo ésto a raíz de que desde hace varias semanas que no le hablaba y anda paranoico, yo me aprovecho del pánico y lo amenazo con: "te dejas de joderme o no te hablo nunca más") Como siempre, la promesa de portarse bien le duró una semana. Y yo lo quiero matar. Pero así nos llevamos desde hace cinco años... aunque ahora, felizmente, si puedo decir pasado pisado... ¡qué buena sensación da eso!

5.- Tengo nuevos descubrimientos musicales que ya publicaré, y un visionado de cine francés super bueno... 

6.- Y por último, pero no menos importante, un besito para mi lector anónimo que anda malito de la panza... ¿Y así quería comerse el trencito?...


Bonne-nuit et gros bisous à tous..

Soy un corazón tendido al sol

Aunque soy un pobre diablo,
casi siempre digo la verdad.
Como fuego abrasador,
siempre quise ser el que no soy.
No transcurre el tiempo junto a ti,
no existe reloj,
no tiene sentido entre tú y yo. 

 

Porque más de una vez me he cuestionado por qué escribo, y para quién. Y a pesar de que me leen varios, algunos desde hace años y otros desde hace muy poco, se que lo hago por mí y para mí. No pretendo cambiar el mundo, pero si hacer del mío un lugar mejor.
Porque no existe catarsis mayor que ésta. Porque nunca un porro ni una noche de copas han sabido limpiarme, desde adentro, como me pasa cuando escribo. En un cuaderno, en el blog, donde sea, cuando sea, cuando tengo ganas, cuando lo necesito.

Dejo sangre en el papel...
y todo lo que escribo al día siguiente rompería
sino fuera porque creo en ti.

A pesar de todo, tú me haces vivir
Me haces escribir dejando el rastro de mi alma
Y cada verso es un jirón de piel.
Soy un corazón tendido al sol


Y también he dejado sangre en el papel. Sangre y sudor. Alegrías y lágrimas. Y aunque muchas veces he querido romper todo aquello dicho, se que hacerlo significa echar atrás a mis convicciones, mis ideales y esperanzas, y eso no lo hago.  Porque cada vez que escribo hay una parte mía que se queda enredada en las letrasHay una parte de mi corazón que se entrega.
A veces duele revelarse ante un papel (aún virtual, como el caso de un blog), y duele más aún dejar que otros lo lean. Y que juzguen. Pero otras veces es necesario, porque se esclarecen las ideas y las opiniones ajenas ayudan a entender cosas que por mi misma no conseguí comprender. 
Mi primer post hablaba sobre "el paraíso perdido de los narcisistas sin remedio" haciendo referencia a lo que un blog significaba para mi en ese entonces. Cuatro años después mi opinión ha cambiado tajantemente, porque éste blog es para mi  una extensión de mi vida. Es el lugar, el dónde y el cómo, a través del cual puedo expresarme, sin miedos y con franquezas. Porque a pesar de que hubo gente que me dijo que le herí a través de éste medio, todo lo que he escrito ha tenido su razón de ser. Y si yo te herí escribiendo acá de ti o de nosotros, de lo que fue o lo que nunca llegó a ser, tu me heriste a mi de otras formas, incluso peores. Y no ha sido venganza, sólo ha sido necesidad. Si no conseguiste entender nunca eso, allá tu.


Aunque soy un pobre diablo,
se dos o tres cosas nada más.
Sé con quien no debo andar,
también sé guardar fidelidad.
Sé quiénes son amigos de verdad,
sé bien dónde están, ...
nunca piden nada y siempre dan! 


También se algunas cosas, no muchas pero vitales a fin de cuentas. Se por ejemplo, que no tengo por qué dar explicaciones de lo que escribo, y se que tampoco debería  hacerme cargo por cada letra plasmada, pues eso se remite a sensaciones, emociones, momentos. Todo es tan efímero que aquello que dije hace, por ejemplo, quince meses atrás, hoy ya no tiene la misma importancia en mi vida.
Pero soy una persona respetuosa, o al menos intento serlo, y por lo mismo es que muchas veces tuve cuidado en lo que escribí, intentando no citar nombres ni apellidos, ni características ni nada que pudiera delatar al objeto de mi inspiración...
A pesar de ésto, soy  espontánea y transparente y ustedes  muchas veces supieron enseguida de quién podía estar hablando. Y descubrieron las intenciones detrás de mis relatos y develaron parte de mi vida a través de ellos.

He intentado hacer de éste espacio un sitio alegre, que refleje mi personalidad tanto en la prosa como en la imagen. Ya saben, una unión de forma y fondo. Hoy estoy orgullosa de él, releo entradas anteriores y me emociona saber que soy yo, reconocerme entre tantas cosas que me han sucedido. Pero sobre todo, me alegra tenerlos a ustedes. Porque llevo cuatro años escribiendo en el mundo virtual y ha sido una experiencia genial. 


¡Muchas gracias!


Al lector anónimo...

...Yo se que te paseas por éste blog silenciosamente, y se que me lees con más frecuencia de la que yo esperaba....
Se también que tienes muy buena memoria, y pones mucha atención a lo que lees pues recuerdas entradas que hasta yo misma he olvidado...
Se que no dejas señas ni comentarios, quizás porque no sabes cómo hacerlo, quizás no te den ganas de hacerlo, o quizás seas muy tímido como para hacerlo... 
Que se yo...


Lo único que se, es que te mueres de ganas de ver si escribo "pestes" de ti. 
Y lamento desilusionarte querido lector anónimo, pero no pienso hacerlo.
Curiosamente, no tengo nada malo que decir de ti, no tengo nada de qué quejarme...


Puede que te parezca raro lo que digo, ya que me consideras "mala" y "peleadora" y me reclamas que sólo te regaño y no te hago "nanai", pero lo cierto es que ha sido un placer conocerte y, por el momento, sólo podría decir cosas buenas... como lo mucho que me gusta hablar contigo, lo que me divierto con nuestros mensajes por teléfono y lo entretenido que es ir a tomar algo juntos y encontrarnos con situaciones como la del otro día... (tu ya me entiendes)



¿Ves? No dije nada... malo.
Ahora, si quieres que me ponga pesada, pues te digo que te cuides el resfrío de una vez y te dejes de tomar cafiaspirina que no sirve para nada. Ya está. Lo dije... ¿contento ahora? 


Al lector anónimo (ya se habrán dado cuenta que es anónimo sólo para ustedes, pues yo lo conozco) le mando muchos besitos.


Me gusta (Vol. 1)

 ...pasar la tarde en mi escritorio "improvisado"...

¿Para qué caminar?


Si se puede andar en bicicleta, y además... ¡con tanto estilo!
 



 Ya se acerca Diciembre... mi cumpleaños y Navidad... qué mejor regalo que una bicicleta. Ideal para relajarse, ejercitarse y disfrutar de la vida arriba de dos ruedas. Yo quiero una, la quiero ya, me encantaría en rosa, pero sorpréndame, y escojan ustedes el color.




 Y en ésta, incluso podría llevar a Nina y Sam. A ella le encanta conocer lugares nuevos y a él le fascina que el viento le desordene su chasquilla...




Simple

Hay veces en que una canción me basta, para aclararlo todo:




Seguir viviendo sin tu amor
 Luis Alberto Spinetta

Si a tu corazón yo llego igual
todo siempre se podrá elegir
no me escribas la pared
sólo quiero estar entre tu piel


Y si acaso no brillara el sol
y quedara yo atrapado aquí
no veria la razón
de seguir viviendo sin tu amor


y hoy que enloquecido vuelvo
buscando tu querer
no queda más que el viento
no queda mas que el viento


Y si acaso no brillara el sol
y quedara yo atrapado aquí
no veria la razón
de seguir viviendo sin tu amor.

Otra cosa es con guitarra...



El 24 de Diciembre de 1988, un regalo de proporciones gigantes me esperaba bajo el árbol de Navidad. Y yo, como cualquier niña de ocho años, estaba totalmente absorta mirando esa gran caja, imaginando que en  su interior estaba la muñeca Rosalba, (de moda por aquel entonces) o quizás la Casa de Barbie que tanto ansiaba o,  ya con un poco menos de alegría, creía  que adentro podría estar el último Atari disponible en el mercado (lo de "un poco menos de alegría" era porque si el regalo consistía en el atari, debía compartirlo con mi hermana, que en aquel entonces tenía dos odiosos años)

Pero... ¡OH! Mi sorpresa fue gigante, cuando, a medianoche, comencé a romper ansiosa el papel de regalo, desarmé la caja casi por completo y voilá... 

No había muñeca Rosalba, ni la casa de Barbie, ni el atari (éste llegaría la Navidad siguiente) Adentro de la misteriosa caja había una guitarra acústica, marca Tizona y, según los entendidos, de las mejores que se han fabricado. El sueño de mis padres era que yo aprendiera a tocar la guitarra, así que en Marzo, de vuelta al colegio (ya saben amigos españoles que nuestros hemisferios están cambiadísimos, jeje) mi madre me inscribió en el taller extraprogramático de "Guitarra y folclore nacional"  

Comencé bien entusiasmada porque las dos primeras clases fueron teoría y aprender uno que otro acorde. Pero mis problemas partieron cuando debí tomar la guitarra entre mis brazos y sacarle el primer rasgueo... 

¡SOY ZURDA! Ya es complicado para mi tomar un lápiz, imagínense una guitarra... El profesor dijo que no habría problema, tan sólo debíamos dar vuelta las cuerdas del instrumento... Aún así, me costaba mucho poner las manos en la posición correcta para dar con las notas, además, mis brazos eran pequeños y la guitarra, pues muy grande... 
Pero como soy testaruda, me quedé en el curso dos meses más y,  a punta de sudor y lágrimas literalmente aprendí dos canciones, me di por satisfecha, y me fui de ahí. Me cambié al taller de cocina (y no me pregunten por esa área porque tampoco se cocinar)

La guitarra se guardó y cuando mi hermana creció, pues la idea era que ella la dominara. Pero nunca le prestó atención y la pobre Tizona quedó relegada en un rincón del clóset a la espera de que alguien le sacara vida, color y música a sus viejas cuerdas. 

Y hace unos días, sólo por jugar, mi hermana rescató la guitarra de su encierro obligado, y no se, quizás el ambiente festivo/patriótico de aquellos días (la semana pasada fueron nuestras fiestas patrias) o quizás el exceso de vino tinto, pero me dieron ganas de aprender... 

Y me dije, "Si hace un año no sabía nada de francés, y ahora que lo estoy aprendiendo me encanta y lo hago bien, ¿por qué no intentar con la guitarra?"

Me gusta tanto la música, me gusta tanto escribir, quién sabe, quizás si aprendo consiga otra forma para expresarme, para hacer catarsis... Además, ¡tan desafinada no soy!





Take another little piece of my heart now, baby

Es que hoy me siento tan Janis...
Así que vamos, rómpeme el corazón una vez más, y llévate sus trozos, haz con ellos lo que quieras...

Cos... you know you got it and it makes you feel good...



Image Hosted by ImageShack.us


Me niego rotundamente a transformar a "Oh la lá" en un blog de minita histérica, con rompimientos y llantos incluídos, pero hoy me es inevitable. Por algún lado debo descargar tanta desilusión. Y como tengo mis métodos, lo hago con las fotografías, y la música, mi mejor aliada en éstos días de depresión romántica que tengo. 





La "modelo" soy yo...
Los lentes son de mi madre, de aquella época en que el hippismo era su bandera... 
Detrás de Nenepink (les dije que haríamos grandes cosas, ¿no?) están mi hermana y sus disparos espontáneos.

Pequeñas obsesiones de la vida cotidiana

Les ha pasado alguna vez, despertar por la mañana,  con una canción en la cabeza, y no conseguir despegarse de ésta en todo el día...?

O peor aún, al intentar recordar qué tema es... sólo viene a nuestra mente alguna estrofa medio improvisada, algún tarareo inútil o simplemente, un pitido...
Pues a mi ésto me sucede siempre. A veces me toma unos segundos reaccionar  y ya se  qué tema es... 
A veces, sólo recuerdo partes de la canción, y me demoro algunas horas en descubrirla completamente...
Y en otras ocasiones, como ahora, me puede tomar semanas enteras recordar la canción, o acertar a alguna estrofa o frase completa, el nombre del cantante o el título, y suelo parecer una loca obsesiva, tarareándola en el autobus, en la oficina, en la calle, en casa... "Cantándole"  líneas que recuerdo a mis amigos, a ver si ellos aciertan y me sacan este peso de encima... 
Pero nada... La busco entre los archivos de mi pc, entre los cds que por ahí están guardados, husmeo en internet, aunque dudo que poner en la barra de google: "ta, tarararara, ta ra rarara, tararara tara ra" arroje los resultados que yo espero...

Gracias a la vida, tengo una hermana tan melómana como yo, y hoy, instruseando en sus archivos de música, ¡he dado con la canción!

Qué felicidad, qué tranquilidad...