Domingueando...


Yo iré a ver si aún quedan de éstas ricas guindas en la cocina y me pondré manos a la obra con todas esas pequeñas grandes cosas que dejé pendientes para hoy... Procrastinación, ¡qué se le va a hacer!

*Foto y Montaje míos

Moleskine

 Uh, es que la quería desde hace tantos años. Y comprar una por acá sale lo mismo que hacer el pedido a través de una tienda online, con la diferencia de que en las librerías que conozco sólo existe el modelo tradicional y en los colores básicos, mientras que en internet la variedad es muchísima. La libreta Moleskine es más que un simple cuaderno donde anotar cositas. Es, como los propios fabricantes la definen:  "un instrumento ágil y esencial que acompaña el cotidiano y lo extraordinario, formando parte integrante de la personalidad de cada uno de nosotros" 


 La historia de su origen y las grandes personalidades que la han usado a través de los años es tremendamente interesante, y pueden descubrirla aquí


Yo estoy feliz con la mía. Tiene el tamaño y grosor perfecto, su encuadernamiento es suave y duradero, y qué decir de su carátula: Es la edición limitada 2011, donde Moleskine rinde homenaje a Charles M. Schulz, para celebrar los 60 años de Peanuts la pandilla de Charlie Brown y el genial Snoopy.


Ya estoy pensando en comprar lápices nuevos para estrenar tan preciado artículo. Aunque pensándolo mejor, en éstos días es mi cumpleaños y luego llega la Navidad... entonces, ya saben...  ;)

*Fotos mías

Los nerds están de moda

¡Cómo me gusta The Big Bang Theory!  Me muero de la risa con cada capítulo y me sorprenden la agudeza y originalidad de sus diálogos. Junto con "Modern Family"  son mis dos series cómicas favoritas. TBBT tiene un excelente casting, lúdicos guiones, geniales actuaciones...La sigo aproximadamente desde hace un año y sólo puedo decir que con cada temporada se superan... En éste video, creo que de la primera temporada, Penny tiene la difícil (casi imposible) misión de decidir quién de sus dos vecinos es más listo. Pero en vez de hacer un cuestionario de  temas científicos, algo a lo que los chicos están acostumbradísimos, decide hacerles preguntas de "cultura" pop gringa.  Las respuestas: insuperables.
Ojalá se mantenga por mucho tiempo más tan fresca y entretenida como hasta ahora:

De paseo

El fin de semana pasado,  Fran y yo nos fuimos por la tarde al Jardín Botánico. Demás está decir que el sitio es precioso y que,  a pesar de estar dentro de la ciudad, es el  lugar ideal para desconectarse de todo. El día estaba soleado, caminamos mucho, hicimos fotos y terminamos la jornada escuchando a uno de mis artistas favoritos: el argentino Pedro Aznar. Estaba de gira por acá y lo invitaron al parque, para que cerrara  la Tercera Versión de las Temporadas Culturales de Primavera...  Lo teloneó el joven cantautor nacional Nano Stern de quien no tenía mucho conocimiento hasta ese momento, pero puedo decir que nos encantó.  Y él, Pedro Aznar,  no decepciona nunca. Es, en mi opinión, el artista argentino más sencillo y encantador (además de virtuoso) que ha dado esa tierra. Multiinstrumentista, compositor, arreglista, y dueño de una poderosa voz, Aznar ha hecho una carrera basada en su talento musical, y no  a costa de los escándalos con las casas discográficas, las drogas y el alcohol o los  (des)encuentros con la prensa. Les dejo con una de sus canciones más conocidas, y con algunas imágenes que capturé ese día...


...Cuando no tenía nada deseé
Cuando todo era ausencia esperé
Cuando tuve frío temblé
Cuando tuve coraje llamé...
Cuando llegó carta la abrí
...Cuando escuché a Prince bailé
Cuando el ojo brilló entendí
Cuando me crecieron alas volé...
Cuando me llamó allá fui
...Cuando me di cuenta estaba ahí
Cuando te encontré me perdí
En cuanto te vi me enamoré...















*Fotos mías y de Miss Fran











De todo hay...

en la villa del señor...

En mi oficina hay una chica, de 29 años de edad.  La llamaremos "K".
"K" es abogado y actualmente está haciendo un magister. Aún vive con sus padres, como yo, pero está de novia y éste verano se casa con el chico de su vida. Tiene auto propio y gana un muy buen sueldo. Sin mencionar que además trabaja en lo que estudió. 
Yo tengo 30 años de edad. Soy comunicadora audiovisual, tengo un postrado en guiones y también trabajo en radio. Aún vivo con mis padres y por el momento no tengo intenciones de salir de aquí, a menos que sea para viajar. No tengo novio, ni siquiera un prospecto y ni hablar de autos porque apenas uso bicicleta. No gano mal pero gano mucho menos que mi compañera, porque no soy abogado. Y además,  aún no encuentro el trabajo de mis sueños donde pueda realizarme profesionalmente.
Y aún así, soy mucho más feliz que ella.
¿Por qué?
Porque "K" vive pendiente del qué dirán. Está constantemente atenta a todos los rumores que circulan por nuestra oficina. Porque tiene pésima actitud y peor aún, pésima energía. "K" gasta dinero en ropa y zapatos pero nada le luce, porque es opaca. No tiene brillo propio. Y no lo digo de mala onda, sino porque se le nota y pareciera que cuánto más gasta en vestuario, menos de espíritu le queda. Además, para ser abogado titulada de una importante universidad, me parece que faltó a todas las clases de oratoria, porque no sabe expresarse, su tono de voz es agudo y chillón (y si, me desespera) y pobre, además tiene un pelo que parece paja oscura. Estoy segura de que los únicos libros que "K" alguna vez ha leído son aquellos relacionados con su carrera, y ojo, que una cosa es haberlos leído y otra muy distinta haberlos comprendido.
Y hay otra cosa que está comenzando a molestarme. He notado que a veces copia mis estilismos. Es decir, si un día yo llego a trabajar con un pañuelo al cuello, al día siguiente "K" usa uno.  La otra vez me pinté con esmalte rosado las uñas y ella llegó a los dos días con un color fucsia en sus manos. Ya se que es hilar muy fino y que quizás para muchos yo peque de egocéntrica, pero he visto cierta similitud en sus tenidas y las mías, y éstas similitudes han sido confirmadas por un par de compañeros que también lo han notado.
Tengo un amigo que  tampoco la soporta, y para peor, el pobre la tiene todo el día  a su lado porque sus escritorios están próximos uno del otro y además, siendo éste chico también abogado, con más años y experiencia que ella, debe  escuchar cada una de las consultas/tonterías que "K" le hace. 
Nada más hace unos días estuvimos riéndonos porque yo (que tengo mi lado cruel y perverso también) hago un imitación casi perfecta de su caminar y modulación. Mis amigos lloraban de tanta risa  y mi  reinterpretación de las preguntas bobas que "K" suele hacer quedó registrado en la memoria de los que allí estábamos. 

En fin, la chica me cae mal, eso está claro, ¿no? Pero tengo que relacionarme con ella a nivel profesional y aunque lo intento,  más de alguna vez mientras la escucho hablar, lo único que quiero agarrarla del cuello y ahorcarla, por estúpida, chillona y envidiosa. 
No sabe contestar el teléfono, trata mal a los clientes, camina como si recién se hubiera bajado del caballo luego de galopar a pelo por semanas y frunce la boca de tal manera que tengo la impresión de que quiere tocarse la punta de la nariz con sus labios.
Imagínense que toma clases de inglés pero ni siquiera sabe hablar bien el castellano. 
Y les digo sinceramente, todas éstas cosas me serían indiferentes si ella fuera un poquito más empática, si su actitud y disposición hacia el trabajo y los compañeros fuera diferente. ¡Carajo niña! ...¡que eres afortunada! porque hasta donde se, tienes a tu familia contigo, un hombre que te ama y que evidentemente no te ve como todos nosotros lo hacemos, dinero para gastar y salud para disfrutar la vida... Entonces no entiendo, ¿cuál es tu problema?

Ay, ésta Navidad le pediré al Viejito Pascuero kilos de paciencia y tolerancia...porque yo la pobreza intelectual la puedo comprender y hasta disculpar, pero la pobreza de espíritu, esa no.

Verde que te quiero verde...

Es que con éste clima nadie puede. Estamos en plena primavera, acercándonos muy rápido al verano y aquí parece que viviéramos en Brasil, porque un día tenemos lluvias torrenciales y al siguiente el sol brilla y nos rendimos frente a los 30 grados de calor que nos envía. Ya no sabemos qué ponernos, o qué quitarnos mejor dicho. Las mañanas son heladas, pero entre el mediodía y las cuatro de la tarde el calor puede ser agobiante, y ya cerca de las nueve de la noche comienza un frío que cala los huesos.  Tengo ganas de ir a trabajar con falda y sandalias, pero aún no me atrevo, porque se que en la tarde, cuando regrese a casa, necesitaré un par de panties para tolerar el viento, ese que me pone la piel de gallina (es lo que tiene trabajar tan cerca de la playa; es agradable para refrescarse, pero la brisa al atardecer es terrible). Hay gente que aún no se quita de encima los abrigos, y los tonos negros y grises tan típicos del invierno. Yo ya lo hice, hace un mes que reorganicé mi clóset, dejando obviamente algunas cositas más gruesas por si acaso... pero por fin aparecieron los rosados, naranjos, amarillos, calipsos y lilas, y cambié el esmalte oscuro de mis uñas por un verde pistacho que ha llamado la atención de quien se me ha cruzado por delante. ¡Es que si la primavera no viene a mi, yo voy a ella, eso está claro!


Es increíble el poder de los colores. Y en éste caso particularmente, es increíble lo que un tono de esmalte diferente puede hacer. Si hasta mujeres mayores me han hablado en la calle o el autobus para decirme lo originales y bonitas que le parecen mis manos, y para preguntar dónde me he hecho la manicure, jajaja... Incluso el viernes, un cliente (varón, para que no se diga luego que los hombres no son observadores) se devolvió a mi oficina justo en el momento en que iba saliendo y espetó: "¡Señorita Natalia, ese color en las uñas le queda fabuloso!"

Y para ser creativo u original no es necesario pintar un cuadro o escribir un poema. Y no por trabajar en una oficina vestiré de negro y  andaré cabizbaja. Por el contrario, cada día que pasa me convenzo más de que en ésta vida hay que hacer lo que uno quiere hacer y como uno quiere hacerlo. Nada de imposiciones. Mañana talvez me de por lo tradicional y me haga la manicure francesa. Cualquiera sea el caso, estoy cómoda y contenta,  y al final del día eso es lo que realmente importa.

*Foto mía

Algo es algo

Dicen por ahí que cuando una puerta se cierra, una ventana se abre.  En mi caso, literalmente se ha encendido un micrófono. Así es, porque me han solicitado un TERCER ciclo de "Oh la lá" mi pequeño espacio radial. Estoy tan contenta de la recepción de los auditores, de los comentarios y críticas, las positivas, que corroboran que estamos haciendo un buen trabajo  y, "esas" otras, las que ayudan a mejorar y perfeccionarse. Además, ahora mi microprograma tiene auspiciador, lo que significa que pronto estaré recibiendo un dinerito por hacerlo. Mi motivación para trabajar en radio nunca ha sido el dinero, por el contrario, cuando comencé en ésto hace casi diez años atrás, teníamos con mis amigos una radioemisora "pirata" que debíamos autofinanciar, así que imagínense lo que ésto significaba para un grupo de universitarios idealistas y apasionados por su oficio. Si hasta trabajé de promotora de vinos en un supermercado para tener dinero y poder costearme los pasajes en autobús desde mi casa hasta nuestro centro de operaciones. 

...Ay... estoy contenta esta noche. Y esperanzada porque veo que mi futuro laboral se va encausando de forma lenta pero segura hacia donde yo quiero.  
Y también optimista, si. ¿Por qué no?
Las penas del corazón, en el corazón siguen. Pero la vida también, y esa no la voy a dejar de vivir, ¿verdad?

¿Indecisos?





Si aún no sabes qué hacer con tu vida, ¡no te desesperes! todavía estás a tiempo de encontrar tu camino. Puedes visitar  What the fuck should I do with my life donde encontrarás cientos de alternativas para desarrollarte en los más insólitos (e interesantes) oficios y/o profesiones.
Lo mejor de todo es que si la idea que te ofrecen te agrada, y pinchas sobre el "Ok" la página te redireccionará a nuevas webs donde podrás comenzar a hacer realidad tus sueños.
¡Que lo disfrutes!


Ps. Lamentablemente por lo visto, todas las ocupaciones son en gringolandia...

Síndrome Bradshaw...

Honestamente, creí que lo había superado. Pero, quizás alguno de ustedes sepa, tan bien como yo, cómo funciona eso de la "adicción". Llega,  atrapa y  enceguece. Algunas veces creemos habernos recuperado y, pasa el tiempo sin que reincidamos. En otras ocasiones, la tentación se encuentra tan cerca y accesible, que consigue poner a prueba nuestro temple, sin embargo nuestra fuerza de voluntad es superior y seguimos adelante. Pero existen éstas otras situaciones. Las que el destino nos prepara. Y a esas no podemos escapar. A mi me sucedió. Estaban ahí, frente a mis ojos. Entré sólo a mirar, y no quedaban en mi talla. Debería haber salido de la tienda en ese preciso instante. Pero, por jugar, me probé el mismo modelo en diferente color, que si había en mi número. Y mis pies fueron felices. Y así, verborreica como soy, en una milésima de segundo le pregunté a la dueña de la boutique si era posible que me consiguieran ese mismo modelo pero en color rosa y en mi talla, claro. La señora, que actualmente se ha transformado en mi nueva mejor amiga, reconoció en mi rostro y en la ansiedad de mis palabras a una compradora de zapatos compulsiva y, antes de que yo volviera a pestañear dejando ver mis dilatadas y extasiadas pupilas, esgrimió: "En diez días más tengo lo que quieras".
Pasaron los diez días, y acá estoy, esperando que brille el sol para poder salir a lucir mis nuevas sandalias:

*Fotos y zapatos, míos

...Click!

Con lo que  me gusta a mi la fotografía... imposible resistir la tentación de tener una "mini" cámara colgando de mi cuello... ¡Con todos sus detalles y mucho estilo!



Foto, montaje y accesorio, míos

... i got lost in the sounds...

Eso me pasa cada vez que la escucho. Es la particularidad de su voz, su sonido original, su simpleza como persona. Eso me atrapa. Y agradezco que aún existan "cantautoras" en este mundo lleno de Britney's. Agradezco que aún quede espacio para mujeres como Regina, o Leslie Feist, o Ingrid Michaelson. Éste miércoles veré a la primera, en directo.  De a poco mi lista de los  "100 conciertos a los que asistir antes de morir" se va reduciendo. Y eso me pone muy feliz...


Actualizando que es gerundio [5]

Hace un mes que me reintegré al mundo laboral. Y hasta el momento, puedo decir que la vuelta no ha estado exenta de problemas, pero que la (mala) experiencia anterior ha servido y he podido, con constancia y voluntad, seguir adelante sin angustias ni ansiedades. El recibimiento de mis jefes fue mejor de lo que esperaba (cargo de conciencia supongo) y los días transcurren muy rápido porque estoy haciendo dos trabajos diferentes. Por las mañanas, sigo con mi papel de relacionadora pública, mientras que en las tardes, estoy en el departamento de digitalización. No es el sitio más entretenido del mundo, porque básicamente estoy frente a dos computadoras, escanenado e indexando nuestros registros, pero al menos estoy sola, cómoda, la luz primaveral entra por mi ventana y puedo ponerme los audífonos y escuchar mi música sin ser interrumpida por un teléfono o alguna discusión cercana. Y claro, lo mejor de todo, sigo siendo mi propia jefa.
Además, me inscribí en clases de yoga. Llevaba años deseando comenzar éstas prácticas. Estoy fascinada descubriendo mi cuerpo (metafóricamente hablando, eh!) conociéndolo, exigiéndole y mimándolo. Espero que éste interés me dure un buen tiempo hasta que se transforme en un hábito, al menos, esa es la intención...  ¡pero es que soy tan dispersa y tengo tantos intereses al mismo tiempo que en ocasiones me cuesta mucho ser constante!

Por otra parte, en unos días grabaré el segundo ciclo de mi pequeño espacio radial, y en un par de semanas más el piloto para un nuevo programa de actualidad (de eso ya les comentaré más adelante con detalle, porque seremos  "dos"  los conductores y de ese "dos" es que tengo que hacer un post aparte)  

En fin, como ven, por acá no llueve, pero gotea. Y yo sigo siendo la misma optimista de siempre.

Kurt

Para mi gusto, el mejor personaje de esa multipremiada joyita gringa llamada "Glee". Lleno de matices y muy bien interpretado, Kurt ha conseguido posicionarse como uno de los aciertos y talentos más llamativos de la serie. Evidentemente gay (en la ficción y en la vida real), a sus 16 años Kurt conoce de Dolce Gabbana y Barbra Streisand. Si fuera de verdad y yo tuviera 15 años, seguro sería mi mejor amigo. Si hasta me parece que tiene más gracia que la propia Beyoncé para bailar... jajaja...

 

Heureuse!

Mon petit programa radial, "Oh la lá" ha sido muy bien evaluado por el público y la gente de la radio me ha solicitado un nuevo ciclo. 
Ay... me pone tan contenta éste pequeño pero importante avance, sobretodo porque la radio es un mundo del que estoy enamorada desde que tengo uso de razón, y seguir trabajando allí me hace una ilusión tremenda... Así que ahora, a producir más capítulos y que vengan más temporadas de "Oh la lá" y, quien sabe, algún otro tipo de programa también...

¡Merci beaucoup!


Imagen vía

Natibuk

Mi amiga Natibuk, la laptop que compré a mediados del año 2006, ha estado un poco enferma últimamente. Han sido cuatro años a mi lado, y vaya que he sido exigente con ella. Encendida durante días y noches completas, ha sido la testigo silenciosa de mis  estudios, trabajos, proyectos, sueños, metas, conversaciones, ilusiones, errores, penas y nuevos comienzos. También ha sido la víctima de caídas accidentales, rayones y un par de lametones de parte de mi siempre curiosa Nina Simona.  Pero jamás necesitó servicio técnico, jamás presentó fallas de fábrica y jamás me abandonó.
Lamentablemente, llegó el momento de despedirla. Natibuk tiene problemas con el procesador, manchas en su pantalla, varias teclas borradas e incluso he perdido (ni me pregunten cómo) un par de ellas. Además, ya no tiene autonomía, pues apenas funciona 10 minutos sin estar conectada a la corriente. Cuatro años de edad en un computador al parecer pesan, y mucho. Especialmente si ha sido un pc tan sobreexigido como Natibuk.
Y siempre fiel a la línea HP, que me parece, es una de las mejores en el área de la computación, me he comprado el HP Pavillion dv-4... un notebook con un hardware fantástico (II Dual-Core M520, 4 GB Ram, 500 GB HDD, Wifi, Bluetooth, Cámara web y micrófono integrado de la mejor tecnología, sistema multimedia que incluye control a distancia, etc...) y una estética que satisface mis manías en diseño... 

Obviamente, y siguiendo la tradición familiar, mi nueva laptop ha sido bautizada como Natibuk II, acá la tienen...
                                                    
                                                              Isn't she beautiful?

Me encanta

Domingo por la mañana. Nublado
Desayuno en cama
Ponerme al día en la lectura de blogs, actualizar el mío que tan abandonado tengo
Revisar los periódicos locales e internacionales
Chequear esos emails  a los que nunca pongo atención en la semana
Hablar con él
Seleccionar una buena banda sonora
Descansar

...¡Que sus domingos sean igual de tranquilos!...




Imagen vía

El teléfono

La última vez que visité a la siquiatra me recomendó no coger el teléfono cuando alguien de la oficina me llamara (ya les conté que ese trabajo y esa gente me tienen estresada y angustiada), la razón es que ella lo consideraba necesario para desconectarme totalmente de aquel tóxico ambiente y concentrarme en recuperar mi alegría y estabilizar mis nervios.
Yo, que soy una paciente obediente e incluso extremista, decidí no contestar ninguna llamada, a menos que se tratara de alguno de mis más íntimos amigos, cuyos números obviamente están registrados en mi móvil.
Hay una chica en la oficina, que podríamos tildar de seudo-amiga  (porque conoce mi historial, yo el de ella y compartimos chismes y alguna salida a almorzar...) Pues resulta que ésta chica me llama constantemente, anoche sin ir más lejos lo hizo dos veces, antenoche lo mismo, y al no recibir respuesta me envió un sms deseándome ánimos y tranquilidad... A veces tengo deseos de contestar su llamada, pero se que, entre charla y charla, deslizará sin querer algún comentario sobre lo que sucede en mi oficina o lo que se habla de mi... y no quiero eso. Para peor, mi búsqueda de trabajo nuevo ha resultado infructuosa. He enviado mi CV a cuanta oferta laboral relacionada con mi área he encontrado, pero... a veces ni siquiera responden para agradecer al menos el interés mostrado en el anuncio...
En fin, el lunes debo reincorporarme a la oficina, ya no quiero más licencia médica. 
Enfrentaré lo que venga como siempre lo he hecho, con la frente bien en alto.

No dejes para mañana...

lo que podrías haber hecho hoy...

PROCRASTINACIÓN  (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro) o posposición, es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables...

¿Alguien tiene la receta para salir de ésto? 
Mi proactividad ha sido nula éstas últimas semanas. 
Éste mismo blog puede dar cuenta de ello.



 *Imagen tomada de acá

Asamblea General

Está atardeciendo y éstos gorriones han decidido posarse en lo más alto del árbol que está detrás de casa. Yo creo que se han reunido para decidir a qué sitio viajarán éste invierno escapando de la lluvia que está al caer...  O tal vez simplemente estén descansando luego de una agotadora jornada de vuelo...




Como sea, oportunidades como ésta no se dan todos los días...

Ps. Click sobre la imagen para ampliarla. 

On the radio!

Les tengo novedades:
Estoy muy feliz y motivada porque comencé un microprograma en una radio de mi ciudad. Probablemente mis poco pero fieles lectores extranjeros no podrán escuchar la señal en vivo, pero si pueden hacerlo a través de internet. Basta con chequear ésta web, y clickear la opción "Señal Online"
Mi programa se llama "Oh la lá" (qué original, ¿no?) precisamente porque la lengua de la música escogida es francesa. Hay un poco de todo. Clásicos como Francoise Hardy, algunas cositas de Dominique A y también indie, como lo que hacen Anaïs y Amelie Les Crayons...
Me he divertido mucho grabando éste espacio, y es una oportunidad increíble para retomar una de mis viejas pasiones: la radiofonía. 
Es un microespacio que sale al aire varias veces al día, sin mayor pretensión que entregar buena música e información. Ya veremos más adelante si se van concretando otros proyectos en ésta área.
Por ahora sólo puedo decir que "...¡Je suis très très heureuse!..."
Así que ya saben, si además de leerme quieren oírme, busquen Ser Fm y me encontrarán en éstos horarios:
10.45 pm - 15.45 pm - 18.45 pm - 22.45 pm - 03.45 am...

Ps. Si me escuchan desde Europa, (España y Alemania específicamente) deben sumarle 6 horas al horario que he entregado. Si me escuchan desde USA (L.A, California) deben sumar 5 horas. Para mis amigos argentinos y brasileños, sólo es 1 hora más.

Las Condes

Luego del post/berrinche anterior, les dejo algunas imágenes de una de mis ciudades favoritas de la capital: Las Condes. Situada al Oriente de Santiago, en Las Condes todo está siempre impecable. No por nada es una de las comunas más caras para vivir. Pero se aprecia orden, limpieza y tranquilidad. "Max", el schnauzer miniatura más tierno que he conocido, su amo y yo salimos a dar un paseo por el Parque Araucano...
 

Algo no cuadra acá

Atención: Antes de que prosigan con la lectura, debo advertirles que el post que leerán a continuación es un berrinche en modo "minita hipersensible" que no tiene categoría ni etiqueta, por lo tanto, momentáneamente irá a para al sector de "No puedo con mi vida". Hace mucho que no escribo de éstas cosas, pero mi visión positiva de las relaciones amorosas se ha ido un poquito a la mierda éstos días...

Acabas de cumplir 33 años. Ya tienes tu profesión, y estás  haciendo una carrera exitosa a punta de inteligencia y empeño. Independencia económica, viajes, tu propio departamento (aunque sea heredado), auto, salidas nocturnas, gimnasio, etc. Tu familia te quiere, tus amigos te adoran.  
La vida te sonríe, ¡Y TU SIGUES SIENDO UN HIJO DE PUTA CONMIGO!
¿Cuál es tu problema? ¿Tengo que tratarte fríamente y alejarme de ti, como he venido haciendo desde hace unas semanas, para que me extrañes? ¿No puedes concebir una relación adulta con alguien que te quiere desde hace tantos años? Y... ojo, he dicho, "alquien que te quiere" no "alguien que está enamorada de ti". Porque no lo estoy. Te quiero y lo sabes, me importas y lo sabes. Me preocupo por ti y lo sabes. Pero de amor... de eso ya no queda, porque tu mismo te encargaste de acabarlo. Así que ahora no juegues al interesado cuando te enteras que salgo con alguien nuevo. No me cobres sentimientos si no te saludo para tu cumpleaños justo a la medianoche, no insinues que estarás en mi vida toda la vida (valga la redundancia) si sabes que todos éstos años he sido yo quién ha creado, mantenido y fortalecido nuestros lazos. No digas que me conoces, porque ni siquiera sabes con seguridad cuál es mi segundo apellido. No me alecciones sobre la vida porque, aunque has atravesado situaciones trágicas, la mía tampoco ha sido color de rosa. No me insistas en que dedique mi vida a la abogacía sólo porque crees que soy buena en eso y que a futuro, podríamos hacer negocios juntos.  Si me quieres como dices, pregúntame qué tal van mis días. Interésate por mis proyectos artísticos, invítame un café y hablemos como siempre lo hemos hecho, con espontaneidad y mucho sentido del humor. Alguna vez te quise tanto que creí que estaría a tu lado para siempre. Hoy te sigo queriendo, pero estás en mi corazón de una forma diferente. El problema es que yo no estoy segura de querer estar en el tuyo.

De retour

Acá estoy. Otra vez. Aunque parece que no me han extrañado... [inserte aquí un suspiro entrecortado]
No me olvido del blog. Nunca. Es sólo que he estado consumida por el trabajo. Ese ingrato y desleal empleo que tengo y, aunque tiempo a veces he tenido,  lo que me ha faltado son las "ganas" de venir hasta acá.
Ya casi se acaba el primer semestre del año y aunque he hecho lo imposible para que el balance sea positivo, debo ser justa  y reconocer que he tenido de dulce y agraz. 
Actualmente estoy en casa, haciendo la maleta para irme a la capital, a visitar amigos y posiblemente, encontrar un empleo nuevo. No estoy enferma, ni loca (aunque a veces lo parezca). Sólo estoy cansada. Muy cansada. Y con una desilusión enorme adentro. Desilusión porque confié en mis superiores creyendo que entendían mis planteos y supuse que, dado el caso, contaría con su apoyo y protección. Y porque confié en mis colegas creyendo que compartían mis inquietudes. Y me traicionaron. 
Es cierto que cuestioné la administración de mis jefes, pero lo hice con altura de miras, respeto, educación y  por supuesto, la cuestioné frente a ellos. Cara a cara, como estoy acostumbrada a tratar los asuntos serios (y los no tan serios también).
Aporté ideas y ganas para hacer de áquel lugar un sitio más grato para trabajar. Pero gracias a la intervención de terceros, mi permanencia ahí se volvió desagradable y molesta, especialmente para mi, que no tolero el chaqueteo (típico doble estandar chileno) y terminé en el diván de mi siquiatra (si, otra vez) con una trastorno de estrés laboral.

He tenido mucho tiempo para pensar, para ordenar mis ideas y prioridades, para hablar con mi familia, amigos y otros cercanos y, al parecer, a vista de los demás, he hecho lo correcto.  Quizás mi carácter fuerte no me permite dejar pasar ciertas cosas y, mi afán por tener todo controlado hace que me autoexija para que todo sea siempre impecable, pero... ser así no es tan malo si lo comparamos con ser ladrón, mitómano o agresor.

Mi duda es la siguiente, a ver si alguno de ustedes me ayuda... 
¿Es malo ser confrontacional (con respeto y educación, tal como lo señalé antes) si lo que estoy haciendo es defender mis derechos de trabajador y los de otros tantos que están siendo deliberadamente vulnerados?
¿Soy "conflictiva" por exigir RESPETO cuando el "junior" de la empresa me gritonea delante de los clientes y otros compañeros, sólo porque le transmití un mensaje que el jefe dio?
¿Soy complicada si le comento ésta situación a mi jefe, esperando que él tome cartas en el asunto?
¿Soy peleadora por el sólo hecho de exigirle a mis superiores una explicación ante su actitud indiferente?

No se en qué mundo viven y trabajan éstas personas, pero si se que no es el sitio donde yo quiero estar.
Tengo carácter carajo! Y educación y ética profesional. Y tengo mucho sentido común, y se que hay cosas que simplemente no pueden dejarse pasar.

Por ahora, tengo 21 días para descansar. Relajarme, divertirme, olvidarme del trabajo y de los especímenes que ahí laburan. 
Y si todo se me da, posiblemente en éstos 21 días encuentre otra cosa, un empleo donde el respeto por los compañeros sea una norma natural, intrínseca de cada uno, no una imposición a través del miedo y la presión.

Y sin falsas modestias, terminé de darme cuenta que siempre he estado sobrecalificada para ese empleo. No merecen mi esfuerzo, mis ideas, mi eficacia y mucho menos mi presencia allí.
Ahora vuelvo a mi sillón, con mi té de manzana y mi cuaderno.
Espero regresar en breve con interesantes novedades.



...Shiny!


¿Quién dijo que el rosa era sólo para el verano?

 Foto, montaje y modelo: Moi

Voy y vuelvo

Últimamente me han sucedido tantas cosas, entre buenas, muy buenas, malas, bastante malas, divertidas, inverosímiles e inesperadas, cosas así como ..."de ésto se trata la vida, ¿no?",  por lo que primero, debería tomarme el tiempo para poner mi cabeza en orden y comenzar a asimilar algunos de éstos acontecimientos. Segundo, debería relatarles con minuciosidad absoluta éstos hechos para que ustedes comprendieran y, finalmente, debería querer relatarlas. Pero lo cierto es que estoy en medio de una etapa de egoísmo virtual y, antes que escribir, prefiero vivir. Y como a éste blog yo lo quiero muchísimo, y lo mismo a ustedes, me doy una vueltita por acá para contarles que todo va muy bien. Y les dejo éste video que me voló la cabeza hace unos días (...y hace mucho que ningún video conseguía eso...)
Seguro que en nada volveré...



MGMT - "Time to pretend"
Album Oracular Spectacular 


This is our decision, 
to live fast and die young.
We've got the vision, 
now let's have some fun.
Yeah, it's overwhelming,
but what else can we do.
Get jobs in offices, 
and wake up for the morning commute.

Ya lo decía Joaquín...

"...el verano acabó, el otoño duró lo que tarda en llegar el invierno..."

Por lo menos, nos esperan seis meses nublados, húmedos y fríos...  Y yo ya me estoy haciendo a la idea de que pronto tendré que guardar las sandalias y los vestidos. Es un trabajo sicológico que requiere de todo mi esfuerzo y buena voluntad. Pero el frío y yo no nos llevamos tan mal. Aprendimos a congeniar hace algunos años atrás y, podría decirse que hoy hasta lo disfruto.
Nunca tanto como para irme a vivir a Siberia, pero lo suficiente como para descubrir que tiene su encanto. Si no me creen, les dejo algunas de las fotografías que tomé el año pasado en la capital, pleno mes de Junio...


Providencia... 6 pm... "hora mágica".

Los Andes. Magnífica, tremenda, única.

Bellavista. Color, bohemia, encanto.

Las tres imágenes, mías.

Anxious

Por ver ésto:

En serio...

Ya saben lo que ha sucedido ACÁ, y  yo comparto la opinión de ÉSTA señorita, que casualmente is my little sis...

¿Síntomas?

Y me pasa últimamente que me quedo dormida en la micro (bus) a los cinco minutos de haberme sentado y, despierto justo cuando falta una cuadra para mi parada. Estoy tan sincronizada que podría participar en un campeonato de cheerleaders y patearles el trasero a todas las minitas con sus vestiditos cortos y sus pompones, porque mis tiempos son, simplemente, perfectos.
Pero a lo que iba: despierto con el cuello torcido, noto que he viajado todo el trayecto con la boca abierta, a punto de babearme, y mi pelo no es el cabello rizado y suave con el que salgo de casa todas las mañanas. No. Es un nido de aves, literalmente. Desordenado y enredado. Y me bajo de la micro toda doblada, adolorida, somnolienta aún. Arrastrando las piernas al caminar y mis manos apenas sujetan mi bolso. Me arden los ojos a causa de la irritación y tardo más de cinco minutos en encontrar las llaves de casa, cuando me doy cuenta de que no tengo llaves de mi casa, porque hay citófono y adentro siempre hay alguien que me abre el portón eléctrico.
¿Cansancio? Si. Definitivamente.

No lo se


Fuente

(9)

...debo tomar el omeprazol ANTES de la ingesta de alcohol... ¡ANTES!

Intolerante

He estado con ciertos problemas de salud éstas últimas semanas. El médico ha diagnosticado "colon irritable" y además de las largas listas de medicamentos que ha recetado, ha cerrado su diagnóstico con un "sabio" consejo:
"...Hazte amiga de tu colon, no hay nada más que yo pueda hacer..."

...Amiga de mi colon... ¡Pero éste qué se cree!.. No le pago para que me haga el show del sicólogo. Le pago para que me recete morfina. Y como se que la morfina es "demasiado" para mi situación, le pago entonces para que me de "viadil" o en su defecto "valpin"...o para que de una se decida a internarme y me extirpe el colon y todas las cosas que allá dentro se mueven y tanto me hacen sufrir.


Yo
-Hola colon, ¿qué tal todo allá abajo?

Mi amigo colon
-awg&%$#23'0kJk)/&%

Yo
-Tranquilo amigo colon, en nada el omeprazol cumplirá su cometido y podremos descansar ésta tarde. Te quiero

Búscate una vida

No se qué es lo que quieres que te diga. Podría empezar por comentarte lo contenta que estoy y contagiarte un poco de esa alegría.  O podría explicarte que, a  diferencia tuya, todos los días me levanto con una sonrisa en mi rostro, agradecida de lo que tengo y con ganas de luchar por lo que me falta. Sabes bien que jamás llego molesta al trabajo, y que no cargo mochilas ajenas ni penas prestadas. Podría convidarte un poco de mi energía, quizás así no arrastrarías los tacones todas las mañanas por esa escalera. Podría hacer muchas cosas por tí, pero ya no quiero. Soy empática pero se cuando decir basta. Y a ti te lo digo ahora: Basta. No eres mi amiga.
No supiste apreciar lo que te di. Me cansé de apoyarte, de escucharte, de aconsejarte, de hacerte partícipe de mi mundo de "locura". Me molesta tu desgano, me hartan tus ironías, tus miradas condescendientes, tus observaciones superficiales acerca de la vida de los demás. Pero sobre todo,  me cansé de que me respondas con caras largas.
Preocúpate por ti nena. Y por  tu madre, y  por tu hija, y deja que yo viva mi vida como se hacerlo: espontáneamente. No me mires de reojo y de arriba para abajo si hoy  me pongo un pantalón fucsia o  mañana una falda globo. Aprende a disimular tu envidia. ¿Qué te importa que mi pelo esté largo?, ¿Qué te importa si ahora, a mis treinta, luzco más hippie que a mis quince? A mi déjame ser, que así estoy bien.
Arréglate tu. Ve al médico. Tápate las ojeras. Pide vacaciones linda, porque definitivamente, las necesitas.
 
Ah, y otra cosita...
No me busques, porque hasta ahora he sido muy educada, pero si me encuentras, que sepas que no va a ser bonito para ti.

Calculando

Un tequila me hace sonreír. Dos tequilas me provocan carcajadas.Tres tequilas me hacen hablar más de lo necesario. Cuatro tequilas hacen que me pare de la silla y me ponga a bailar. Cinco tequilas comienzan a marearme, así que decido descansar y volver a sentarme. Seis tequilas en el cuerpo ya me sientan fatal, aunque sigo manteniendo la opinión de que la vida es maravillosa, que tengo los mejores amigos del mundo, de que hay que vivir a concho y disfrutar cada minuto... Con siete tequilas me viene la ternura, y aquella acaba en nostalgia y en buenos deseos para todos mis comensales. Ocho tequilas ya no soy capaz de resistir, así que tomo mis cosas y me voy...

13 horas después...

Maldigo mi desorden mientras busco desesperada en los cajones un paracetamol...


 

La canción de los buenos borrachos - Sabina & Páez
Álbum - Enemigos  Intimos

La canción que se canta al oido,
la canción que no quieres oir,
la cantamos los malos maridos
cuando, en el olvido,
pensamos en ti.
La canción de los buenos
borrachos,
que, de madrugada.
vuelven al hogar,
la canción que atropella los tachos
llenos de basura de la Capital.
La canción que se canta al oido
la canción que no supe escribir,
la cantamos los malos maridos
cuando, en el olvido,
pensamos en ti.

¿Vacaciones?

No tendré descanso éste verano. Al menos no un descanso de interminables semanas frente al río, ese mismo río Rapel que se une con el Pacífico en una de las desembocaduras más increíbles que haya conocido, con la familia, algunos amigos y las mascotas. 
Esos eran los veranos que disfrutaba a fines de la década del noventa, cuando mis responsabilidades existían  sólo por diez meses, de marzo a diciembre, y los casi sesenta días restantes eran sólo para mi. Cuánto hedonismo: comida,  alcohol, libros, música, juegos, romances, noches, fogatas y bailes. 
Creo que lo que más extraño de esa época son las caminatas descalza por la playa Las Brisas y las noches afuera de la carpa improvisando  la letra de canciones como ésta: 

(Si, también nos aventuramos con el portugués, pero lo más divertido era intentar cantar ésto  luego de haber bebido al menos dos litros de vino blanco con duranzo... bien heladito, ¡qué delicia! porque uno se va por lo dulcecito y al final...)

Festa do Interior - Gal Costa
1985

Actualizando que es gerundio [4]

Y se acabó enero. Y con él, los treinta y un primer días de un año que ha empezado maravillosamente. Vamos a ver que depara febrero, yo por mi parte prometo mantener la energía positiva, el optimismo y la sonrisa, a ver si así continúa mi buena racha.
Tampoco es que esté viviendo en una nube de algodón, sino que, como ya he contado otras veces en éste mismo lugar, he decidido ver el vaso medio lleno, y eso me ha funcionado bastante mejor de lo que esperaba.
Mis jefes se encuentran de vacaciones hasta mediados de febrero, lo que significa que mi oficina está al mando de éste sujeto... No me va tan mal con él como otros años (ya ven, eso del vaso medio lleno, qué majadera estoy por dior) pero también porque he decidido darle a él la importancia que se merece, es decir, ¡ninguna!

Yo soy mi propia jefa y me las apaño como puedo. Además, han traído a una nueva chica para que la entrene y es encantadora, super inteligente, rápida y con iniciativa así que estoy fascinada porque si ella aprende bien el trabajo no me será difícil a mí dejarlo.
Así es, ya lo tengo decidido y me voy de ahí. Tengo algunas ofertas interesantes, una dentro de la región donde vivo y otra en Santiago, la capital, así que estoy estudiando los pro y contras y quien sabe, en una de esas algo sale y comienzo otra cosa... 
Mi empleo actual no es malo, pero podría ser mejor, y me cansé de ser proactiva y tener ideas para entregar un servicio mucho más eficaz y eficiente y toparme todos los días con una pared tremenda. Me cansé de tener un jefe tan astuto (a quien sigo admirando igualmente) pero gracias a esa misma astucia, tan capaz de hacerse el desentendido de un día a otro respecto de cualquier tema conversado. Me cansé de mi jefa, celosa e insegura, de mis compañeros, envidiosos y cotillas, me cansé de "parecer" abogado sin haber pasado por la facultad de derecho. Además, quiero más dinero y nuevos desafíos, que para eso una es inteligente, capaz y sobre todo, trabajadora.
En cuanto tenga novedades claras y seguras respecto de mi futuro laboral, se las informaré por éste mismo medio.
Mmmm, el resto, va en los post siguientes... Que ya se que las chicas esperan eso del beso desde hace días...
Respecto de la canción escogida para amenizar ésta entrada, quizás muchos de ustedes no la conozcan, es de Celeste Carballo, una cantautora talentosísima. La primera rockera argentina por excelencia. Éste tema forma parte del soundtrack de mi vida desde que tengo unos diez años de edad más o menos y creo que resume perfectamente mi estado anímico actual.


Es la vida que me alcanza
Celeste Carballo - 1982

Cuando me levanto temprano a la mañana
me cebo unos mates y riego las plantas
salgo a la terraza hay un sol que camina
todo sigue adentro procesión que lastima.
Es la vida que me alcanza,
es la vida que me alcanza.
Si estoy en mi casa y dejo de fumar
es porque mañana tengo que ir a cantar
y si alguna tarde me voy sola al cine
es por que no tengo alguien que me mime.
Es la vida que me alcanza,
es la vida que me alcanza.
No era fácil como a mi me parecía
dejar todo y seguir sola en la vida
dejar a un costado todo lo que pasamos
llegar a olvidar de cuanto nos amamos
Es la vida que me alcanza,
es la vida que me alcanza 

Doña Elisa ahora esta en su casa tranquila
mirando como crece de a poco la familia
ya crio ocho hijos y ahora está cansada
le gustan mis canciones, yo soy la mas mimada
 

Miro para atrás y me parece un cuento
nunca imaginé llegar a este momento
canto mis canciones me gano la vida
me compré una casa que es mi guarida
sufro como loca si me acuerdo del campo
cuando iba a la escuela con mi amigo a caballo
yo tenia un petiso que era viejo y mañero
le contaba cosas que hoy ya ni recuerdo.
Es la vida que me alcanza,
es la vida que me alcanza

Ironía

Desde hace tres días que no puedo dejar de tararear ésta canción:


Singing in the rain - Gene Kelly

Los termómetros están marcando sobre los 35° de calor y yo lo único que quiero es cantar bajo la lluvia. Bueno, para eso me meto a la ducha, la tengo fácil, ¿no?

(8)

El azúcar va en la alacena. La margarina en el refrigerador. NO al revés.

¡Dale!

Si. Ya se que es lunes. 
Y la semana recién comienza.
Por lo mismo, párate de ese sofá y ven...Pero con más ánimo pues...¡dale! ...

¡Vamos!, sácate los zapatos y ven aquí conmigo a bailar...





Save the last dance - Michael Buble
Versión Original  1960 - B. E. King & The Drifters

Causa/Efecto

No creo en las casualidades. Si creo en las causalidades. Las decisiones que tome hoy repercutirán en un futuro, inmediato, próximo o lejano. Lo mismo da. Pero lo harán.

Y ésto no es que lo haya descubierto hoy o éste fin de semana. Es algo a lo que vengo dándole vueltas hace mucho. Si no fuera por éste razonamiento, no encontraría explicación (lógica) a muchas cosas que me han sucedido. Tampoco es que vaya por la vida buscando explicación a todo, pero mi  yo analítico a veces es más fuerte que el yo que "acepta" la vida tal como se le presenta.
A veces necesito una razón, a veces una pequeña autoexplicación. A veces me basta sentir para ordenar todo dentro mío. Pero soy compleja, y tengo tantas capas como la cebolla (guiño a Shrek)...

En lo que respecta al corazón, creo que cinco años es por algo. Pero ese algo no es ahora. Quizás sea en cinco años más. Ya veremos. Y también creo que una vida en el viejo continente no era vida para mí,  y esa decisión la tengo asimilada acá dentro,  y ya no duele, ni siquiera pesa.

Acerca del trabajo, se que lo que hago ahora me ha dado herramientas para desenvolverme en cualquier otra área con seguridad y aplomo. He conseguido ponerle mi sello a cada cosa que hago y, aunque no soy imprescindible, porque nadie lo es, se que me aprecian y  me necesitan. Creo en mis capacidades intelectuales más que antes, más que ayer incluso y me pongo a prueba diariamente, a razón de estrés y desgaste.

Estoy conforme con lo que soy, porque todo es efecto de una buena enseñanza, de un cúmulo de valores inculcados desde mi niñez por unos padres geniales, de las experiencias adquiridas en éste tiempo.


Se que ésto recién comienza. Veremos en treinta años más qué puedo contarles. 



Se que me equivoco muchas veces
y se que muchas veces tengo razón
Y otras veces fui culpable de una gran equivocación

No se si el destino sostiene el timon de mi vida
pero va en dirección prohibida en el tunel del amor

No se si prefiero días iguales o días distintos
ya guardé el instinto asesino en un cajón
No voy a tomar la ruta de los sacrificios
prefiero el vicio, la musica y el amor

Los hombres no piensan solamente en dos cosas
esos son los que tienen un solo corazón
Mirá que las revoluciones de los corazones
no perdonan pero tampoco tienen perdón

No se si prefiero días iguales o dias distintos
ya guardé el instinto asesino en un cajón
No voy a seguir la ruta de los sacrificios
prefiero el vicio, la musica y el amor

Días Distintos - Andrés Calamaro