De todo hay...

en la villa del señor...

En mi oficina hay una chica, de 29 años de edad.  La llamaremos "K".
"K" es abogado y actualmente está haciendo un magister. Aún vive con sus padres, como yo, pero está de novia y éste verano se casa con el chico de su vida. Tiene auto propio y gana un muy buen sueldo. Sin mencionar que además trabaja en lo que estudió. 
Yo tengo 30 años de edad. Soy comunicadora audiovisual, tengo un postrado en guiones y también trabajo en radio. Aún vivo con mis padres y por el momento no tengo intenciones de salir de aquí, a menos que sea para viajar. No tengo novio, ni siquiera un prospecto y ni hablar de autos porque apenas uso bicicleta. No gano mal pero gano mucho menos que mi compañera, porque no soy abogado. Y además,  aún no encuentro el trabajo de mis sueños donde pueda realizarme profesionalmente.
Y aún así, soy mucho más feliz que ella.
¿Por qué?
Porque "K" vive pendiente del qué dirán. Está constantemente atenta a todos los rumores que circulan por nuestra oficina. Porque tiene pésima actitud y peor aún, pésima energía. "K" gasta dinero en ropa y zapatos pero nada le luce, porque es opaca. No tiene brillo propio. Y no lo digo de mala onda, sino porque se le nota y pareciera que cuánto más gasta en vestuario, menos de espíritu le queda. Además, para ser abogado titulada de una importante universidad, me parece que faltó a todas las clases de oratoria, porque no sabe expresarse, su tono de voz es agudo y chillón (y si, me desespera) y pobre, además tiene un pelo que parece paja oscura. Estoy segura de que los únicos libros que "K" alguna vez ha leído son aquellos relacionados con su carrera, y ojo, que una cosa es haberlos leído y otra muy distinta haberlos comprendido.
Y hay otra cosa que está comenzando a molestarme. He notado que a veces copia mis estilismos. Es decir, si un día yo llego a trabajar con un pañuelo al cuello, al día siguiente "K" usa uno.  La otra vez me pinté con esmalte rosado las uñas y ella llegó a los dos días con un color fucsia en sus manos. Ya se que es hilar muy fino y que quizás para muchos yo peque de egocéntrica, pero he visto cierta similitud en sus tenidas y las mías, y éstas similitudes han sido confirmadas por un par de compañeros que también lo han notado.
Tengo un amigo que  tampoco la soporta, y para peor, el pobre la tiene todo el día  a su lado porque sus escritorios están próximos uno del otro y además, siendo éste chico también abogado, con más años y experiencia que ella, debe  escuchar cada una de las consultas/tonterías que "K" le hace. 
Nada más hace unos días estuvimos riéndonos porque yo (que tengo mi lado cruel y perverso también) hago un imitación casi perfecta de su caminar y modulación. Mis amigos lloraban de tanta risa  y mi  reinterpretación de las preguntas bobas que "K" suele hacer quedó registrado en la memoria de los que allí estábamos. 

En fin, la chica me cae mal, eso está claro, ¿no? Pero tengo que relacionarme con ella a nivel profesional y aunque lo intento,  más de alguna vez mientras la escucho hablar, lo único que quiero agarrarla del cuello y ahorcarla, por estúpida, chillona y envidiosa. 
No sabe contestar el teléfono, trata mal a los clientes, camina como si recién se hubiera bajado del caballo luego de galopar a pelo por semanas y frunce la boca de tal manera que tengo la impresión de que quiere tocarse la punta de la nariz con sus labios.
Imagínense que toma clases de inglés pero ni siquiera sabe hablar bien el castellano. 
Y les digo sinceramente, todas éstas cosas me serían indiferentes si ella fuera un poquito más empática, si su actitud y disposición hacia el trabajo y los compañeros fuera diferente. ¡Carajo niña! ...¡que eres afortunada! porque hasta donde se, tienes a tu familia contigo, un hombre que te ama y que evidentemente no te ve como todos nosotros lo hacemos, dinero para gastar y salud para disfrutar la vida... Entonces no entiendo, ¿cuál es tu problema?

Ay, ésta Navidad le pediré al Viejito Pascuero kilos de paciencia y tolerancia...porque yo la pobreza intelectual la puedo comprender y hasta disculpar, pero la pobreza de espíritu, esa no.

14 Oh la lás por aquí:

Anónimo dijo...

Eres una egocéntrica y una superficial de puta madre.
Y, ¿sabes? tanto reirte de la gente te terminará pasando factura. Y eso espero. Karma se le llama, bonita.

Mírate un poco a ti misma que tienes una pinta de superficial que no puedes con ella, que lo unico que te importa es el esmalte con el que te pintas las uñas o lo monísima que vas.

Aprende un poco de humildad y respeto. Que gente como tú es la que sobra en esta mierda de mundo.

Nat dijo...

Jajajajaja, y tu puedes ser un poco más valiente y firmar con tu nombre, no? que anónimos (as) hay muchos (as) pero que den la cara y sostengan sus discursos pocos!
Me da exactamente lo mismo tu opinión, y si que soy egocéntrica y superficial, y no me avergüenza en absoluto. Vete con tus comentarios al blog de alquien a quien si le importes!
Y no hables de respeto tu que te metes al blog de alguien a quien no conoces para criticar de buenas a primeras.

cokolade dijo...

Estooo me he perdido? Quién esta loca que viene a dejar esta energía negativa en TU blog??? A ver si se hace ella misma un blog para desahogar sus penas... En fin!! ni caso

Nina París dijo...

Por su forma de expresarse, juraría que este Anónimo/a viene de España, qué vergüenza. Y a saber si no será el mismo amargado de mierda que se dedicaba a dejar flores en mi blog (tiene pinta de serlo)
Como te dije antes, cuánta gente frustrada hay en este mundo...
Anónimo, hijo/a, hazte un blog si te aburres, que la envidia es muy mala y poco productiva...

Anónimo dijo...

Si, me muero de envidia de la sudaca de mierda con aires de superioridad y la reprimida que esta dolida porque un tio (listo por cierto) la dejo tirada jajajajaja si me puede la envidia teneis razon..... sobre todo envidia de nina paris, ojala mi mayor aspiracion fuese limpiar el culo a un crio, no hubiese habido un hombre capaz de aguantarme durante toda mi vida y fuese una reprimida..... os envidio tanto...

No me conoceis porque encontre vuestros blog en internet y accedi desde el de una al de la otra pero tenia ganas de decir eso que seguramente piense mucha mas gente pero que vuestros conocidos por cuestion de relacion no os diran. Y hasta aqui mi opinion de hoy sobre la sudaca que humillaba a la gente por su apariencia y tenia un trabajo de mierda y la reprimida que insultaba a los hombres que la dejaron con un polvo encima y un palmo de narices esperando una relacion seria


Besitos a las dos y a llorar un poquito!!!!!! smuaks

Nat dijo...

Jajaja, sudaca de mierda, pero cuánta elegancia... lo siento por ti, tu amargura si que es impresionante, consíguete una vida y deja a los demás en paz!

Nina París dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nina París dijo...

Jajajajaja, me parto contigo, Anónimo, tiene que ser muy triste vivir tan acomplejado por tenerla igual de pequeña que el cerebro...A cascarla, pequeño ser. Por cierto, muy aburrida tiene que ser tu vida para que estés tan pendiente de dos "fracasadas" como nosotras...xDDD

abulico dijo...

Buah!no voy a alimentar esto, lo he sufrido muchas veces, así que prefiero no pronunciarme.

Por otro lado, en cierto modo opino que ella realmente por su actitud no ha sido una persona con suerte en su infancia y su adolescencia, y por eso ahora no es capaz de apreciar lo bueno que tiene.

Tu eres su referente, piensalo. Te reprocho por reirte de ella, y por otro lado lo que podrías hacer es "adoptarla" y sofisticarla... es más divertido, creeme.


Y por favor! comprate un auto, si no a ver como me vas a ir a recoger al aeropuerto cuando vaya!jajaja!

Nat dijo...

Nina... ¡qué risa me dan tus frases!
Pero ya se acabó eh. No pretendo darle más espacio a la xenofobia, que sólo esconde tras de sí resentimiento e ignorancia. Éste es mi espacio y hablo de lo que se me antoja, ya sean esmaltes de uñas o zapatos, que para eso es mi blog!
Un besito grande

Abúlico, no tengo paciencia para enseñarle a nadie, mejor que siga imitándome, que no me molesta, me halaga! Jajajajajajajajaja...

Cariños a ambos

Fran dijo...

Ah sí, yo conocí a "K" y casi se me cayó el pelo cuando supe que era abogada, porque la verdad, no le daba ni para ser la señora que hacía el aseo.
Y yo no me compro eso de que la imitación es la mejor forma de halago, para mí es falta de originalidad e imaginación.




buenas noches sudaca de mierda!! qué buen apodo, ya no serás más "astúpida"

tu hermana; la sudaquita pequeña

Susana en el país de la potica dijo...

Hola, seguro que me conoces por Parisina. Decidí echarle un vistazo a esos comentarios anónimos de los que estáis siendo víctimas las dos y tengo que decir que la forma de expresarse es muy parecida a la de la chica que me llamaba racista y déspota, a ver si va a ser la misma pánfila!
Yo creo que lo que quiere es crear polémica y que le contestéis sus comentarios. Por eso no me voy a molestar en hacer tal cosa. Sólo diré que llamar a alguien "sudaca de mierda" es síntoma de una enfermedad muy grave que cierto hombrecito llamado Adolf sufrió allá por la década de los 30. No hay otro remedio para ella que la indiferencia. También creo que esta gente que es tan desgraciada en su vida diaria no tiene otra vía de escape que el anonimato en un blog. En la vida real, les dices cuatro cosas bien dichas y huyen con el rabo entre las piernas. No soporto la cobardía y para mí, los anónimos no son dignos ni de que los lea. La gente que no va de frente es la que realmente da pena.
Ni caso, chicas! No le contestéis!! Una vez conocí a una pobre chica (en la facultad) que se dedicaba a esto y sabéis que era lo que más le jodía? No obtener respuesta. Llegaba furiosa a la cafetería si no tenía email de la persona a la que atacaba.
Animalitos... dejad que vivan en su jungla, nosotros a seguir con nuestras vidas ;)

abulico dijo...

No hay mayor desprecio, que no hacer aprecio. Si es chica que me llame a mí, pero en privado, que me gusta el masoquismo... jajaja!

Nat dijo...

Hola chicos!

Susana, ante todo muchas gracias por pasarte por pasarte por acá y comentar.
Quiero que todos sepan, los que me leen y comentan, y los que andan por acá silenciosamente, que éste tema termina ahora y acá.
Soy una mujer feliz, llena de vida y alegría, rodeada de amor y gente maravillosa.
Se apreciar las cosas buenas de ésta vida, los pequeños grandes detalles que marcan la diferencia, y se también, qué es importante y qué no.

Y por lo mismo es que les repito
que éste "impasse" termina acá.
No me interesa caer en el juego de "personajes anónimos"que juzgan con total desconocimiento (y libertad) a la gente, y cuyo afán aparentemente en ésta vida es repartir negatividad y consolar sus
frustraciones a través de la crítica negativa, insolente, vulgar y en éste caso, incluso
xenofóbica.

A ésta persona le repito, que se busque una vida, y que la viva,(como le de la gana) pero
que lo haga.

Y a todos ustedes les agradezco la buena onda, la solidaridad, el aprecio y las palabras.

Yo sigo y seguiré siendo la misma. Y que sepan todos, incluso aquel que insulta de forma anónima y cobarde, que éste es mi espacio y si hoy se me antoja escribir sobre el último avance de la neurocirugía en el tratamiento de los aneurismas, pues lo haré. Y si quiero hablar del par de hermosas sandalias que me he comprado, pues que no les quepa duda que también lo haré.

Un abrazo a todos.
Nat