Out of time

You don't know what's going on
You've been away for far too long
You can't come back and think you are still mine...
 

Anoche me sorprendió un correo electrónico que recibí. Me sorprendió el remitente y su contenido. Se que nada debería sorprenderme a éstas alturas, pero me fue inevitable. Lo que me tiene contenta es que ahí quedó. Si ese e-mail esperaba una respuesta, pues tendrá que seguir esperándola como le acomode. Me parece injusto que haya gente que piense que, sólo a través de un contacto epistolar, se pueda retomar una "relación" con alguien a quien se dejó a su suerte. 
¿No es más fácil tomar el teléfono y discar un número o es que la espontaneidad no es lo tuyo?


Yo no soy una persona rencorosa, pero tengo muy buena memoria. Así que las cosas, por mínimas que sean, me quedan grabadas. Y ésto es bueno y, otra veces, doloroso. Y como hace tiempo decidí dejar de pasarlo mal, lo mejor es sacarlo fuera. De manera literal o irónica, como yo prefiera, como a mi me siente bien.



A raíz de lo mismo, me quedé pensando en lo fácil que la gente se desentiende de sus asuntos... En lo fácil que es no comprometerse con nada ni con nadie. Esa gente si que me desagrada. Me genera antipatía su indiferencia ante el mundo que le rodea...

¿No viven en el mismo planeta que yo?

No se trata de enloquecerse por algo o alguien y hacer de la lucha y la confrontación la bandera del día a día, sino de tener las cosas claras y por una vez, una única vez, trabajar en pro de los sueños e ideales. Se trata de apoyar a alguien a quien se quiere, de manera incondicional... Al menos yo, no conozco otra forma. 


Estuve mucho tiempo sumergida en mis melodramas, con siquiatra y todo a cuestas, hasta que caí en la cuenta de que era yo misma la que tenía las respuestas. Que mi modorra no sólo me generaba daño a mi, sino a quienes me rodeaban  y querían de verdad, y que si seguía inmersa en ese letargo, lamentándome por las cosas que no conseguí, sería imposible levantarme al día siguiente, por lo tanto entendí que el cambio de actitud no era necesario, sino imprescindible. Nunca evadí mis problemas, nunca desconocí mis ansiedades, nunca me abandoné.



Por ésto mismo es que me sorprende la facilidad de algunas personas para desentenderse de ciertos asuntos, para escapar de los compromisos, para huir de las responsabilidades. Me llama la atención lo fácil que puede ser dejar a otra persona a quien supuestamente se quiso, dejarla sin ponerse un minuto en su lugar, y volver luego como si nada hubiera pasado.



Con el tiempo, la apatía y el desgano por todo lo que me rodeaba comenzó a desaparecer, fui retomando mis actividades gradualmente, fui interesándome por otras cosas y un día, sin darme cuenta, los malos recuerdos quedaron atrás y empecé a sonreír con las mismas ganas de antes.






Por eso me molesta que ahora aparezcas. Por que ahora no te necesito. 


Porque me probé a mi misma cuán fuerte soy, porque tengo los amigos que necesito, y si quiero más, pues me los busco yo sola. Porque no necesito regaños a éstas alturas, porque tengo el carácter suficiente como para decir basta. Y ahora es cuando. 
Porque estás fuera de tiempo, y de lugar.

6 Oh la lás por aquí:

LA MARU dijo...

Yo estoy contigo. No entiendo a las personas que se empeñan en desligarse de todo y especialmente de todos, con la única pretensión de no tener ningún compromiso. Sinceramente creo que acaban gastando más energía vital y al final se les vuelve en contra, que lo sé yo...

simpaticaavecespesada dijo...

Primero que todo debo decir que me encontré por casualidad con tu blog y ha sido un agrado leerte..
Respecto de este post, me siento super identificada porque justo por estos días me pasa algo parecido con un "seudo amigo"....desaparece cuando yo estoy mal, aparece cuando él está mal.....y al igual que tu, me harté.....y pucha que se siente bien =)
Saludos
Pao.-

Nat dijo...

Mi maruxi preciosa no sabes cuánto te extraño, aunque ya nos hemos puesto al día por el msn, pero igual.... Yo se que estás conmigo, podríamos parecernos un poco menos no? Jajajajaj, te quiero pichurrina!

Señorita simpática a veces pesada: Muchas gracias por pasearse por acá y por sus palabras, siempre es un agrado saber que hay gente que puede identificarse con lo que uno escribe...
Y ese amigo que aparece cuando se le canta, se va a dar cuenta más temprano que tarde que la embarró, y ya no habrá vuelta atrás, en la amistad la reciprocidad es la clave, verdad?

Besos a ambas

Anónimo dijo...

Es q estoi mas perdidooooo =(

Anónimo dijo...

soy yo, Fco.

Nat dijo...

jajaja, y no te pienso explicar por acá! (guiño guiño codazo codazo)