Experimento

Estoy de tan buen ánimo últimamente que decidí poner en práctica algo a lo que venía dándole vueltas desde hace mucho tiempo: Le sonrío a toda la gente que se cruza en mi camino...a los que quiero  y me agradan les doy mi mejor sonrisa, y a esos que a veces no soporto también (...y les genera un nervio... ays... que se les nota en la cara... se vuelven paranoicos, nerviosos, preocupados...) Le sonrío a mis clientes, cuando llegan molestos o confundidos, le sonrío a mi casero de la verdulería y a la cajera del supermercado, al chofer del autobus y le sonrío hasta a mis jefes... Evidentemente hay gente que la devuelve y agradece, y  otros se descolocan y no saben qué hacer. Aún así, debo decir que en la mayoría de los casos las reacciones han sido positivas. Es que sonreír es un gesto tan pequeño, ¡pero con tanto poder!


Gracias a Mafalda, por la inspiración...



3 Oh la lás por aquí:

abulico dijo...

Sí, la verdad es que es un efecto curioso; yo normalmente lo hago y la verdad es que funciona!

Nina París dijo...

Tienes que seguir informándonos de cómo va el "experimento". A mí me encantaría poder hacerlo, pero es que soy tan tímida...

Misstress X dijo...

Yo cuando me enfado sonrío a la fuerza y la verdad es que funciona, el enfado se pasa enseguida.